Sucesos

Lynda Díaz sobre condena de su exesposo: “Como mamá hice lo que tenía que hacer”

Carlos Solano Zúñiga fue condenado a doce años de cárcel y a pagar ¢25 millones por daños morales a su hija Lindaliz

Carlos Gerardo Solano Zúñiga, exesposo de Lynda Díaz, fue condenado a doce años de cárcel por los delitos de abuso sexual agravado, corrupción agravada y violación agravada en perjuicio de su propia hija, Lindaliz Solano Díaz, cuando ella era menor de edad.

La sentencia fue dictada por el Tribunal de Pavas este martes 7 de setiembre, en un juicio de reenvío que fue ordenado por el Tribunal de Apelación de la Sentencia del Segundo Circuito Judicial de San José.

Además de la condena carcelaria, Solano fue sentenciado a pagar ¢25 millones por los daños morales que sufrió Lindaliz, quien actualmente tiene 28 años.

Fabio Oconitrillo, abogado de Díaz, explicó que el dinero que recibirá la familia como parte de la condena será donado a una fundación que brinde acompañamiento a personas víctimas de delitos sexuales.

Los jueces también ordenaron que se extienda la medida de arresto domiciliario contra Solano, la cual ya tenía asignada y se determinó que debería usar una tobillera electrónica.

Se hizo justicia

Por medio de una transmisión en vivo desde su perfil de Instagram, Lynda Díaz se refirió a la condena contra Solano y cómo se sentían ella y su hija luego de conocer el fallo de los jueces.

“Como mamá hice lo que tenía que hacer y no me arrepiento de nada, una parte de mi está feliz porque se hizo justicia”, dijo.

Díaz reconoció que pese a que se hizo justicia en los tribunales en su familia no van a celebrar con la alegría que muchos esperarían.

“No es que nadie haya ganado, es que el daño ya esta hecho y uno aprende a vivir con eso por el resto de su vida, nosotras aprendimos a vivir con esto”.


—  “Mis hijas tienen que aprender a vivir a continuar su vida con esto, como experiencia d vida no como una cruz”, dijo Lynda Díaz.

También contó que prefirieron no dar a conocer a los medios la realización del juicio, pues querían ver cómo terminaban dándose las cosas.

“Doce años no es suficiente, estoy totalmente de acuerdo, el daño que les ha hecho a las niñas es tan grande (...) ahorita no sabemos si ellos (Solano y su abogado) van a apelar, es muy posible que lo hagan, sin embargo, estamos listos para la apelación, yo no voy a desistir”.

Proceso de 9 años

Este caso inició en el año 2012, cuando Lindaliz demandó a su padre por hechos que ella aseguró que ocurrieron cuando iba a visitarlo a su casa. Para ese momento él ya era exesposo de Lynda Díaz.

El caso fue llevado a juicio en el 2016 y en ese año Solano fue absuelto, sin embargo, el abogado de Díaz apeló la decisión de los jueces y se ordenó un nuevo juicio para el 2019, en el cual el hombre fue sentenciado a 12 años de cárcel por seis delitos de abuso sexual y uno de tentativa de violación.

Pero de nuevo se dio una apelación, esta vez por parte de la defensa de Solano, por lo que el Tribunal de Apelación de Sentencia solo acreditó el último de los delitos (tentativa de violación, motivo por el cual la condena se redujo a cuatro años de prisión.

La situación no terminó ahí, porque ese Tribunal ordenó que se realizara un nuevo debate por los supuestos delitos de abusos sexuales, el cual finalizó con la condena de este martes.