Sucesos

Fallece guarda baleado en Limón y es recordado como un héroe por salvar a niña

Juan Ortiz Rivera, de 67 años, falleció a las 11:34 a.m. de este miércoles en el hospital Calderón Guardia

Don Juan José Ortiz Rivera luchó durante 27 horas por sobrevivir, pero su cuerpo no soportó las heridas provocadas por un balazo que recibió en la cabeza y murió en el hospital Calderón Guardia, San José.

Juan Gabriel Ortiz, hijo de la víctima confirmó la fatalidad, al indicar que su papá falleció este miércoles 18 de mayo a las 11:34 a.m., ya que él estaba a su lado cuando dejó de respirar.

Don Juan perdió la vida producto de un ataque que sufrió este martes a eso de las 8 a.m. frente al colegio María Inmaculada en Limón, cuando este valiente hombre, de 67 años, salvó la vida de una niña de ocho años, que quedó en medio de un tiroteo.

El ataque fue contra el papá de la niña, identificado como Ronny José Dobrosky Rojas, de 38 años, quien murió en el sitio.

Ortiz era el conserje y guarda de la institución intentó proteger a la niña con su cuerpo e impidió que esta fuera herida, pero lamentablemente una bala sí lo impactó a él en la cabeza.

En Limón lo ven como a un héroe al salvar la vida de una desconocida, incluso quienes lo conocían aseguran que siempre se preocupó por los demás, sobre todo por los niños.

El domingo anterior Ortiz celebró su cumpleaños como siempre lo hacía sonriendo. Él nació en Limón y nunca se le vio envuelto en algún problema, según señalaron sus allegados.

Joselyn Amador, nuera del fallecido, lo recordó como una persona muy servicial.

“Era una persona extraordinaria, siempre dio mucho amor y bondad, siento que es un hombre que marcó diferencia en todas las personas que lo conocimos.

“Él no hacía excepciones con las personas, a todos nos trataba por igual y con mucho cariño, todos vemos que se fue con un acto heroico”, dijo Amador.

Algunos exalumnos del centro educativo también manifestaron en redes sociales los recuerdos que les dejó don Juan al esperarlos en el portón de la institución cada mañana.

Marco Bogantes, padre de familia de uno de los estudiantes de este centro educativo, señaló que don Juan fue un ejemplo a seguir no solo para los niños, sino también para adultos.

“Nos transmitía esa alegría con la que nos recibía cada mañana, claramente los niños lo van a extrañar, pero les queda el recuerdo de una persona que siempre los ayudó, desde abrirles la puerta del carro, hasta darles consejos y ánimos cuando los veía cabizbajos”, expresó.

Trascendió que a don Juan lo van a despedir en su natal Limón.

Los sospechosos de la balacera siguen en fuga y ahora se les busca por un doble homicidio, en el que don Juan fue una víctima inocente. Las clases en el centro educativo fueron suspendidas hasta el próximo viernes.

Alejandra Portuguez Morales

Alejandra Portuguez Morales

Bachillerato en Periodismo en la Universidad Internacional de las Américas y licenciada en Comunicación de Mercadeo en la UAM. Con experiencia en temas de sucesos y judiciales.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.