Andrés Garita, Keyna Calderón.17 enero

El taxista informal que este jueves apareció muerto dentro de su carro en Puntarenas, era un querido líder comunal en Coris de Cartago.

Heriberto Masís Calvo, de 47 años, se ganaba la vida como porteador y el miércoles pasado salió a trabajar como de costumbre, pero no regresó, por lo que su familia se preocupó y puso una denuncia por desaparición en el Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

Lamentablemente su cadáver fue hallado el jueves a eso de las 10 de la noche en Barranca de Puntarenas, en un lote baldío que está a la par del edificio del IMAS.

El taxista fue reportado como desaparecido el miércoles. Foto: OIJ.
El taxista fue reportado como desaparecido el miércoles. Foto: OIJ.

La policía encontró al desaparecido luego de recibir el reporte de que un carro estaba estacionado en ese lugar desde el miércoles, por lo que los oficiales de la Fuerza Pública llegaron a revisarlo.

Los uniformados vieron que en el asiento del acompañante estaba una persona inmóvil y llamaron a la Cruz Roja, pero cuando los socorristas llegaron confirmaron que Heriberto ya estaba muerto.

Según se supo, Masís estaba amordazado, tenía los pies amarrados y unas gasas plásticas en el cuello, además tenía una herida en la cabeza que podría tratarse de un balazo o un golpe muy fuerte.

Los agentes del Organismo de Investigación (OIJ) llegaron a levantar el cuerpo y a revisar detalladamente el lugar en busca de pistas que les permitan esclarecer el homicidio. Los investigadores, además, se llevaron el vehículo para el complejo de ciencias forenses, en San Joaquín de Flores, para analizarlo.

El cuerpo fue encontrado el jueves en la noche en Barranca de Puntarenas. Foto: Andrés Garita
El cuerpo fue encontrado el jueves en la noche en Barranca de Puntarenas. Foto: Andrés Garita

Además, están haciendo entrevistas a los familiares y conocidos de la víctima para averiguar si tenía problemas con alguien o si había recibido amenazas recientemente.

Pueblo de luto

Los vecinos de Coris de Cartago están muy sorprendidos y a la vez dolidos por la triste noticia de la muerte de Heriberto.

Luis Eduardo Araya, presidente de la Asociación de Desarrollo de Quebradilla de Cartagol, dijo que no entienden qué fue lo causó el ataque contra Masís, de quien solo cosas buenas puede decir.

“Él siempre se caracterizó por ser una gran persona que se preocupaba por los problemas de la comunidad, buscaba soluciones para los problemas de infraestructura y también de inseguridad. Era muy jovial y siempre tenía una actitud positiva ante los problemas, les buscaba una solución.

“Él era el presidente de la Asociación de Desarrollo de Coris. Yo lo conocía desde el 2016 y siempre me pareció una persona muy entregada a las necesidades de su pueblo”, aseguró Araya.

Un amigo de Heriberto, que también trabaja como taxista informal y que prefirió no decir el nombre, contó que él vio a la víctima el miércoles poco antes de que desapareciera.

Según un testigo, el porteador recogió a un cliente en un minisúper. Foto: Keyna Calderón.
Según un testigo, el porteador recogió a un cliente en un minisúper. Foto: Keyna Calderón.

“Como a las nueve de la mañana me lo topé por el Tecnológico mientras iba manejando, me saludó y me hizo cambio de luces. Yo lo conocía desde hace unos diez años, éramos amigos”, contó.

El allegado al porteador dijo que ya la Policía Judicial está trabajando en el análisis de unos videos de seguridad en los que se ve que un hombre se sube al carro de Heriberto, ya que ese podría ser uno de los sospechosos del homicidio.

Según contó el hombre, en la cinta se ve a un sujeto entrar a un minisúper y esperar hasta que Masís estuviera de primero en la fila de porteadores, luego se sube al carro y se va con él.

Si usted tiene información sobre el caso puede llamar a la línea confidencial del OIJ 800-8000-645.

47 años tenía Heriberto