Andrés Garita, Rocío Sandí.10 diciembre, 2019

Alexander Vega Zúñiga, alias Chanco, murió el lunes después de varias puñaladas en un enfrentamiento 13 días después de haber salido de prisión.

El hombre, de 41 años, descontó prisión preventiva (no se sabe cuánto tiempo) en La Reforma como sospechoso del delito de robo simple y había salido del centro penitenciario el 28 de noviembre.

El pleito que causó la muerte de Vega se dio a eso de las 4 de la tarde en Barranca, Puntarenas. Ya herido lo llevaron delicado al hospital Monseñor Sanabria, donde murió poco después.

El exprivado de libertad murió en el hospital de Puntarenas. Foto: Andrés Garita.
El exprivado de libertad murió en el hospital de Puntarenas. Foto: Andrés Garita.

Varios testigos le contaron a la Policía que Alexánder estaba en la calle cuando llegó un hombre de apellido Calderón, de 49 años, con el que comenzó a discutir. En apariencia Calderón sacó un cuchillo y lo hirió varias veces en el pecho.

Después del ataque Calderón fue detenido y llevado a las oficinas de la Fiscalía.

Los agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) han entrevistado a allegados de la víctima para determinar qué pudo haber causado el enfrentamiento.

Datos de la Policía Judicial indican que en lo que va del 2019 se han dado 71 homicidios en Puntarenas, 5 de los cuales fueron en Barranca.

Las estadísticas revelan también que 35 de las muertes violentas se deben a asuntos relacionados con ajustes de cuentas y venganzas y 12 a peleas.

El Ministerio de Seguridad Pública ha reforzado la vigilancia en la zona ya que en los últimos meses se han dado en el cantón central de la provincia una serie de homicidios por temas relacionados con las drogas.