Alejandra Portuguez Morales.1 julio

Huirle o decirle “no” a las personas que ofrecen préstamos gota a gota es la recomendación que da doña María Azucena Murillo, mamá de Jeison Quesada Murillo, él era un muchacho que, lamentablemente, asesinaron por aceptar un préstamo con intereses exagerados.

El analista financiero y profesor universitario Daniel Suchar también coincide con esta madre, él dice que en situaciones como la actual, en que la economía del país también es golpeada como consecuencia de la pandemia por el COVID-19, es cuando más surgen este tipo de negocios.

Jeison Quesada Murillo, de 23 años, fue asesinado en San Ramón, Alajuela. Foto tomada de Facebook
Jeison Quesada Murillo, de 23 años, fue asesinado en San Ramón, Alajuela. Foto tomada de Facebook

“Si cada vez es más difícil tener empleo o ingresos, aumentan este tipo de negocios, porque la gente sigue teniendo la misma cantidad de deudas o tiene la necesidad de consumir, pero no tiene una fuente de ingresos y va a buscar un préstamo o un oxígeno que lo salve, entonces es aquí donde este tipo de prestamistas callejeros o informales comienzan a proliferar”, dijo Suchar.

El préstamo gota a gota es cuando una persona pide un préstamo a un tercero con altas sumas de intereses, cuando la persona que saca el crédito no logra cumplir con los pagos es cuando suceden las amenazas y extorsiones.

Los prestamistas que ofrecen créditos gota a gota son los que solo piden cédula, ofrecen sus servicios pegando anuncios en los postes y en los que subrayan que no es necesario un fiador o contrato.

“Los bancos no le van a prestar plata a nadie que no asegure con documentos el respaldo de un pago a corto plazo, o sea, si no tiene trabajo no le presto porque no me va a pagar, entonces los prestamistas callejeros dicen ‘con mucho gusto te presto plata sobre su cédula', porque en Costa Rica con el número de identidad se puede rastrear a la pareja, los papás, los hermanos, donde uno vive, hay mucho acceso de información personal en Costa Rica, entonces con solo este dato pueden monitorear al deudor”.

El experto explicó que este tipo de negociantes se aprovechan de la situación y le prestan a las personas con un interés altísimo, los cuales pueden rondar hasta el 100% o 200%. Sostuvo que la mayoría de personas que recurren a estos prestamistas son de la clase baja o la mediabaja.

“A diferencia de cuando a uno le prestan un dinero con una garantía de respaldo como un carro, una casa o un salario; aquí te prestan contra la vida”, dijo Daniel Suchar, analista financiero.
Los sospechosos de matar a Jeison Quesada, en apariencia le prestaron ₡500 mil y por día le cobraban ₡10 mil de intereses. Fotos: OIJ
Los sospechosos de matar a Jeison Quesada, en apariencia le prestaron ₡500 mil y por día le cobraban ₡10 mil de intereses. Fotos: OIJ
¿Cómo evitar caer en esta trampa?

Para Suchar en cada casa debe haber educación financiera, saber cuáles son los ingresos y cuáles son los gastos de dinero, en este último hay que darle prioridad o lo que se necesita de verdad.

“Trate en la menor cantidad posible endeudarse con cualquier compra o adquirir artículos que no se necesitan, o bien presumir una vida que a largo plazo no se podrá sostener”.

Mamá vio sufrir a su hijo

Jeison Quesada fue asesinado por relacionarse con personas dedicadas hacer este tipo de préstamos, según afirmó el OIJ.

Él era el único hijo varón de doña María Azucena Murillo, quien tiene otras hijas; esta madre mantiene vivo el recuerdo de Jeison y desearía devolver el tiempo y pedirle que nunca se relacionara con este tipo de negociantes.

Jeison, fue asesinado el 9 de octubre del 2018 en un mirador en San Rafael de San Ramón, Alajuela.

El OIJ de San Ramón detuvo a los sospechosos y el Juzgado les impuso seis meses de prisión preventiva. Fotos: OIJ
El OIJ de San Ramón detuvo a los sospechosos y el Juzgado les impuso seis meses de prisión preventiva. Fotos: OIJ

“Él era un excelente hijo, muy amoroso y lo querían en el pueblo, mi consejo es que por más necesidad que tengan lleguen a conseguir un crédito de esta dudosa procedencia, si tiene mucha necesidad busque ayuda de la familia o personas cercanas que le presten y su vida no se vea en peligro”, mencionó esta mamá.

Doña María, asegura que muchas veces le dijo a su hijo que no buscara este tipo de prestamos.

“Nadie nunca da plata de gratis y tan fácil, lamentablemente cuando me di cuenta él ya tenía esta deuda y dos meses antes de que lo mataran lo vi muy preocupado, triste y no era el mismo hijo, aún así el se esforzaba y trabajaba como uber o ponía un karaoke, trabajaba para pagar la deuda”, recordó.

Jeison estudiaba Administración de Empresas y los sospechosos de asesinarlo pertenecen a una organización, de la cual siete personas fueron detenidas en Naranjo y Grecia en junio anterior y descuentan una prisión preventiva de seis meses.