Rocío Sandí.15 octubre

Doña Lilliam Rojas Castro tuvo un terrible presentimiento al escuchar de un atropello mortal cerca de la casa, ya que su hija Fabiana Sanarrucia Rojas, de 20 años, se acababa de ir para el trabajo.

Ella le pidió a otra hija que llamara a Fabiana al celular, pero el que atendió la llamada fue un oficial de los que estaba atendiendo la emergencia.

Doña Lilliam sintió que el mundo se le vino encima cuando confirmó que su hija era la joven fallecida en el atropello. Foto: Cortesía de Jeannett Sanarrucia.
Doña Lilliam sintió que el mundo se le vino encima cuando confirmó que su hija era la joven fallecida en el atropello. Foto: Cortesía de Jeannett Sanarrucia.

Doña Lilliam se fue de inmediato para el lugar de la tragedia y vio que sobre la calle estaba un cuerpo tapado con una sábana, pero al ver un zapato que estaba descubierto el corazón se le hizo un puño porque confirmó que se trataba de su muchacha.

El trágico accidente ocurrió el domingo a las 4:30 de la madrugada cerca del súper el Sol Naciente número uno, en Liverpool de Limón.

Jeannett Sanarrucia, sobrina de Fabiana, contó que el día del accidente la joven había madrugado para llegar a tiempo al hotel en el que trabajaba.

“Ella entraba a las cinco de la mañana al hotel Cocorí, en Moín, ahí laboraba como mesera. Cuando iba camino a agarrar el bus sufrió el atropello. Todos en la familia estamos muy afectados porque Fabiana era un gran ser humano y tenía toda una vida por delante”, aseguró con la voz cortada Jeannett.

La joven se graduó del Colegio Técnico Profesional de Liverpool, donde sacó una especialidad en Informática y como ya tenía trabajo estaba planeando entrar a la "U" para convertirse en una profesional.

El suceso se dio el domingo en la madrugada en Liverpool de Limón. Foto: Raúl Cascante.
El suceso se dio el domingo en la madrugada en Liverpool de Limón. Foto: Raúl Cascante.

“Ella estaba muy ilusionada porque en un mes iba a hacer el examen de admisión de la Universidad de Costa Rica, tenía la fe de entrar a estudiar alguna carrera relacionada con Informática para asegurarse un futuro para ella y para Brittany, la hija de cuatro años”.

La pequeña era el motor en la vida de la joven mamá, en cada cosa que hacía su motivación era la niña, ya que quería darle lo mejor.

“Mi abuelita va quedarse a cargo de la hija de Fabiana, el papá de ella también ayuda, pero va a ser mi abuela la que vea por ella y la cuide. Ahorita la chiquita es la que le está dando la fuerza para seguir adelante, a pesar del duro golpe que sufrió”, explicó Jeannett.

“Todos los familiares estamos aquí, acompañando y dándole consuelo a mi abuela porque ella está devastada, la muerte de un hijo es algo que nunca se supera; sin embargo debemos salir adelante”, agregó.

“Vamos a recordar a Fabiana como una muchacha alegre que tenía muchas ganas de superarse, era un ejemplo”, Jeannett Sanarrucia, sobrina de la fallecida
Fabiana había sacado un técnico en Informática en el CTP de Liverpool de Limón Foto: Cortesía de Jeannett Sanarrucia.
Fabiana había sacado un técnico en Informática en el CTP de Liverpool de Limón Foto: Cortesía de Jeannett Sanarrucia.
Noche inolvidable

Pese al dolor que está viviendo la familia de la víctima, ellos tienen el consuelo de que la joven tuvo una vida tranquila y feliz, incluso, la última noche compartió en una fiesta con sus seres queridos.

“Era muy alegre y no acostumbraba andar en la calle. El sábado en la noche tuvimos una fiesta en la casa para celebrarle el cumpleaños a mi padrastro y mi tía estuvo bailando un montón, eso le encantaba.

“Sacó a bailar a varios de los que estábamos ahí, hasta a la mamá, estuvieron disfrutando juntas; esos recuerdos nos quedarán para siempre”, expresó dolida Jeannett.

Ella también contó que la forma de ser de su tía era muy especial, ya que en su tiempo libre acostumbraba hacer manualidades para los allegados.

“Tenía detalles bonitos con las personas que ella quería, hace poco tuve una bebé y ella me hizo una pañalera, siempre tenía gestos que llegaban al corazón”, recordó Jeannett.

Los tráficos le hicieron la alcoholemia al trailero y dio un resultado negativo. Foto: Raúl Cascante / Archivo.
Los tráficos le hicieron la alcoholemia al trailero y dio un resultado negativo. Foto: Raúl Cascante / Archivo.
Descuido fatal

La Policía de Tránsito informó que el día del suceso en el que la muchacha murió ella estaba en un paso peatonal esperando para cruzar y agarrar el bus; sin embargo, pareciera que ella nunca presionó el botón para activar el semáforo.

Presuntamente, la joven vio el cabezal, pero como aún estaba oscuro no vio que llevaba pegada una carreta y se tiró a la calle antes de tiempo. Una de las piñas de las llantas traseras la alcanzó y la golpeó tan fuerte que le causó la muerte de inmediato.

Los familiares de la muchacha contaron que la vela de Fabiana sería en el salón comunal de Liverpool y que su cuerpo será sepultado en el cementerio de Río Blanco, en esa misma localidad.

La Policía de Tránsito hace un llamado a los peatones y choferes a que tengan mucha precaución en las calles para evitar que más familias sufran la pérdida de seres querido en este tipo de accidentes.

Los familiares de Fabiana tienen limitaciones económicas, lo que les ha dificultado muchísimo reunir la plata para hacer frente a los gastos del funeral. Si usted quiere ayudarlos puede contactar a Jeannett Sanarrucia al teléfono 8436-5107.