Adrían Galeano Calvo.9 agosto

Los dos mexicanos que perdieron la vida cuando una avioneta narco se estrelló en Guatemala, estuvieron minutos antes en Costa Rica, incluso fueron perseguidos por una aeronave del Servicio de Vigilancia Aérea.

Así lo confirmó este viernes Michael Soto, ministro de Seguridad Pública, quien indicó que el accidente ocurrió la madrugada del jueves 8 de agosto en la finca Tecales 1, en el caserío Rancho Dulce, en Santo Domingo de Suchitepéquez, Guatemala.

De momento se desconocen las causas del accidente. Foto: Policía Nacional de Guatemala
De momento se desconocen las causas del accidente. Foto: Policía Nacional de Guatemala

Las autoridades de ese país identificaron a los fallecidos como Miguel Jesús Ramírez Aguirre y Octavio León Pinto, esto gracias a varios documentos personales que encontraron en la escena, como sus pasaportes y una licencia para pilotear avionetas.

Además de los cuerpos, los oficiales de la Policía Nacional de Guatemala hallaron 125 paquetes con cocaína, $520 (¢296 mil) y 4.420 pesos mexicanos (¢130 mil). De momento no se tiene claro si los aztecas recogieron esa droga en Tiquicia o solo estuvieron de paso en nuestro país.

Persecución aérea

El ministro explicó que el pasado martes 7 de agosto recibieron una alerta confidencial sobre una aeronave que entró al país de forma ilegal.

“La avioneta aterrizó en una pista de Pijije de Bagaces, Guanacaste. Estuvo alrededor de siete minutos en tierra y partió hacia Nicaragua, por lo cual se emitió una alerta a las autoridades de la región”, detalló.

En la aeronave encontraron 125 paquetes con cocaína. Foto: Policía Nacional de Guatemala.
En la aeronave encontraron 125 paquetes con cocaína. Foto: Policía Nacional de Guatemala.

Soto señaló que una avioneta del Servicio de Vigilancia Aérea localizó la aeronave de los extranjeros, por lo que inició una persecución para intentar que los sospechosos se rindieran y aterrizaran.

Los mexicanos no dieron el brazo a torcer y se la jugaron para cruzar la frontera, lo que impidió que los pilotos ticos pudieran seguir la persecución.

Minutos después ocurrió el accidente; sin embargo, las autoridades aún no tienen claro si este se dio por un falla mecánica u otra circunstancia.