Rocío Sandí.2 abril

Sofía Cascante, de 24 años, le está echando todas las ganas posibles para recuperarse de un accidente de moto en el que sufrió varias fracturas.

Ella viajaba como acompañante en la moto de su novio, Bryan Hidalgo Montero, de 23 años, quien lamentablemente murió en la tragedia. El suceso se dio el pasado viernes 27 de marzo en Moravia, cerca de Plaza Lincoln.

La sobreviviente sabe que aunque su pareja ya no está con ella, siempre le deseó lo mejor y por eso hasta en el último momento de su vida Bryan pensó primero en el bienestar de su amada, antes que en el de él.

Sofía y Bryan se conocieron en octubre pasado y pronto se enamoraron. Foto: Cortesía de Luis Alejandro Cascante.
Sofía y Bryan se conocieron en octubre pasado y pronto se enamoraron. Foto: Cortesía de Luis Alejandro Cascante.

Según contó Luis Alejandro Cascante, hermano de Sofía y amigo de Bryan, ellos estaban ese día en su casa con su familia, en Coronado, y querían pedir comida rápida de un restaurante que en ese momento no tenía servicio exprés, por lo que fueron a recoger el pedido para comer en la casa.

"Como a las ocho de la noche Bryan y yo agarramos la moto de cada uno y mi hermana quiso ir con nosotros para salir un rato y respirar aire fresco en medio de todo esto de la cuarentena.

“Cuando íbamos por Plaza Lincoln ellos se me adelantaron un poco y yo vi que un carro se tiró a la izquierda para meterse a un supermercado que hay ahí, aunque no está permitido porque hay doble raya amarrilla. Bryan frenó, pero no fue suficiente, entonces hizo maniobras como para evitar que mi hermana fuera golpeada.

“Él pegó contra el carro con todo y moto y ella salió expulsada por encima. Al caer (Sofía) se quebró el fémur, la rodilla y el antebrazo derechos, un día después la operaron y le tuvieron que poner platinas para corregirle los daños”, contó.

440 personas murieron el año pasado en carretera
Hidalgo acababa de ser contratado en una empresa de soporte técnico. Foto: Cortesía de Luis Alejandro Cascante.
Hidalgo acababa de ser contratado en una empresa de soporte técnico. Foto: Cortesía de Luis Alejandro Cascante.
Dura noticia

El día del accidente entre todo el corre corre de los paramédicos y los testigos, Sofía alcanzó a escuchar que las lesiones de su novio eran muy graves, pero fue hasta el sábado que confirmó la terrible noticia de que él había muerto.

"Mi mamá fue a verla y le tuvo que decir que Bryan no había logrado sobrevivir. Por dicha mi hermana ha estado fuerte y centrada en que ahora debe enfocarse en su recuperación.

“Nos ha estado mandado audios por WhatsApp y se escucha tranquila, dice que el novio le salvó la vida, que lo que hizo fue un acto de amor. Ahorita está con antibióticos y esperamos que pronto pueda salir del hospital”, dijo Luis Alejandro.

La joven trabaja en la empresa IBM y además estudia Administración de Empresas Hoteleras.

Cascante dijo además que los amigos de Hidalgo querían darle una despedida a lo grande por el gran cariño que le tenían, pero en medio de toda la situación del coronavirus la familia decidió hacer solo una ceremonia de despedida íntima y cremar el cuerpo del muchacho.

Bryan y Sofía (centro) adoraban pasar tiempo con los compas que andaban en moto. Foto: Cortesía de Luis Alejandro Cascante.
Bryan y Sofía (centro) adoraban pasar tiempo con los compas que andaban en moto. Foto: Cortesía de Luis Alejandro Cascante.

"Era mi mejor amigo y también se había ganado el cariño de mi familia porque quería mucho a mi hermana. Tenían poco tiempo de ser novios, se conocieron en octubre pasado, pero se veía que los dos querían algo bonito.

"Bryan era de esos muchachos buenos de los que ya no hay, él siempre andaba ayudando a la gente y por eso todos los que lo conocimos quedamos con un buen concepto de él.

“Hace unos meses se había quedado sin trabajo y acababa de conseguir otro, estaba todo contento porque le acababan de dar el primer pago en esa nueva empresa”, relató dolido Cascante.

Sobre el chofer del carro contra el que chocó Bryan, el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) informó que se trata de un hombre de apellido Ballar, de 65 años. Los tráficos le hicieron la prueba de alcohol, pero dio negativa.

La Policía de Tránsito dice que el año pasado la imprudencia fue la principal causa de muertes en las carreteras, cobrando 105 vidas. Le siguió la invasión de carril, razón por la cual murieron 92 personas y en tercer lugar estuvo el manejar con exceso de velocidad, por esa razón fallecieron 79 personas.