Alejandra Portuguez Morales.15 septiembre

Una mujer de apellidos Benavides de la O se sentará en el banquillo de los acusados del Tribunal Penal de Heredia ya que debe enfrentar un juicio acusada por tráfico ilícito de migrantes.

De acuerdo con las autoridades, al parecer la mujer falsificaba todo clase de documentos, como movimientos bancarios, órdenes patronales, patentes municipales, permisos sanitarios, constancias laborales, certificaciones de relaciones comerciales, entre otros.

Esto con el fin de que las personas que no cumplían con los requisitos pudieran viajar a Estados Unidos y Canadá, pues con estos documentos demostraban tener solvencia económica y estabilidad laboral para obtener las visas.

Luego, en apariencia, ella misma se encargaba de comprarles los tiquetes aéreos, planear las rutas de viaje, e incluso, de entrenar a las personas para que mantuvieran un comportamiento normal que no llamara la atención en los puestos fronterizos.

Algunas de las personas que contrataron los servicios de la mujer se habrían quedado trabajando.

Benavides, supuestamente, tenía una oficina en su casa, en Getsemaní de San Rafael de Heredia, donde se reunía con sus clientes y entregaba los documentos falsificados.

Incluso habría conseguido más clientela debido a las “recomendaciones” que daban las personas que al parecer pagaron por sus servicios.

Las autoridades la mantuvieron bajo vigilancia por meses para descubrir el negocio ilegal.

La mujer fue detenida el 2 de julio como sospechosa del delito de tráfico de personas. Foto: Migración
La mujer fue detenida el 2 de julio como sospechosa del delito de tráfico de personas. Foto: Migración
Ganó una millonada

Por medio de la investigación, la Policía de Migración determinó que la mujer se podía ganar hasta $5 mil (más de ¢2.700.000) por el paquete de documentos que entregaba.

Además, determinaron que la mayoría de clientes de Benavides habrían sido costarricenses y algunos extranjeros. Las autoridades presumen que movió de suelo tico al norteamericano a aproximadamente 100 individuos.

De acuerdo con el artículo 269 de la Ley General de Migración y Extranjería 8764, Benavides se expone a una condena que va de los dos a los seis años de cárcel por el delito de tráfico de personas.

La mujer enfrentará a la justicia desde este lunes 16 hasta el miércoles 25 de setiembre próximo, cuando se espera que las autoridades dicten sentencia contra la acusada.