Adrían Galeano Calvo.20 abril
Los maleantes se hacen pasar por buenos samaritanos para cometer sus fechorías. Foto: Shutterstock.
Los maleantes se hacen pasar por buenos samaritanos para cometer sus fechorías. Foto: Shutterstock.

Una vez más los maleantes tratan de aprovecharse de la situación que se vive en el país por el COVID-19 para estafar y robar información bancaria.

Esta vez se hacen pasar por buenos samaritanos que entregan cupones de descuento aplicables en supermercados para, según ellos, ayudar a quienes la están viendo fea.

El OIJ no dio a conocer la cantidad de denuncias que maneja por estos hechos, pero destacó que ha recibido muchos informes sobre el modo de operar de los bichos.

Se trata de personas que se hacen pasar por empleados de cadenas de supermercados y contactan a las víctimas por medio de redes sociales y por correo electrónico para ofrecerles los cupones.

“Les indican que para obtener dichos cupones deben responder una serie de preguntas, las cuales encuentran en un link que ellos mismos les envían”.

Alguna gente cae.

“Por medio de esas preguntas los estafadores logran obtener los datos personales así como claves e información de cuentas bancarias de carácter privado para luego cometer la estafa", informó la oficina de prensa del OIJ.

Ante esta situación los agentes de la Sección de Fraudes le recomiendan a la ciudadanía, una vez más, nunca dar sus datos personales y mucho menos claves o información bancaria.

Tampoco debemos autorizar la instalación de programas de acceso remoto a sus computadoras o dispositivos móviles, si se hace los delincuentes pueden obtener todo tipo de información privada.