Adrían Galeano Calvo.5 septiembre

Un rumor sobre una supuesta banda de extranjeros que raptaba y violaba menores de edad en Osa, Puntarenas, le puso la piel de gallina a más de un vecino de esta zona.

Fue tanta la preocupación que causó el chisme que el OIJ tuvo que salir al paso para desmentirlo.

“Dicha información es falsa y no fue difundida por la jefatura ni por este Organismo, sino por parte de alguna persona inescrupulosa con el fin de causar temor en la población. Se hace un llamado a tener calma e ignorar ese tipo de alertas falsas”, informó la Policía Judicial.

El OIJ y la Fuerza Pública si realizaron un operativo en Osa pero nada tenía que ver con una banda. Foto Alfonso Quesada/Archivo.
El OIJ y la Fuerza Pública si realizaron un operativo en Osa pero nada tenía que ver con una banda. Foto Alfonso Quesada/Archivo.

Todo este cuentazo surgió a raíz de un falso comunicado que circuló en redes sociales en el cual se decía que el OIJ andaba tras una banda de nicaragüenses que operaba en Palmar Norte, Finca 12 y Uvita.

El mensaje decía: “Detuvimos a uno de los que están en esas bandas que tenía a una niña cuya edad es de doce años. La violaron y la tenían secuestrada, tras esa persecución tres de nuestros compañeros se encuentran desaparecidos ya estamos en busca de ellos”.

Quien inventó todo esto se agarró de un trabajo que el OIJ y la Fuerza Pública hicieron el martes en Sinaí de Osa, donde en efecto cuatro policías se perdieron en la montaña mientras buscaban a un hombre.

“Se detuvo un nicaragüense por el aparente rapto con fines sexuales, de una menor de quince años. La menor fue rescatada en buen estado y el imputado fue detenido por la policía y puesto a la orden de la Fiscalía de Osa”, aclaró el OIJ. Esta es la parte verdadera de la historia.