Sucesos

Exsacerdote Mauricio Víquez afrontará juicio acusado de 61 delitos sexuales

Además de la acusación penal se presentó una acción civil resarcitoria por ¢600 millones

El exsacerdote Mauricio Víquez Lizano, de 57 años, tendrá que sentarse en la silla caliente para hacerle frente a un juicio, ya que se le acusa de cometer 61 presuntos delitos sexuales en perjuicio de cuatro hombres cuando estos eran menores de edad.

Así lo definió la noche de este jueves una jueza del Juzgado Penal de Desamparados durante la audiencia preliminar que se realizó para definir si el caso de Víquez era enviado a juicio.

Lo que más sorprende del caso de Víquez es la cantidad de supuestos delitos que le achaca la Fiscalía Adjunta de Género, la cual lo acusó específicamente de 29 abusos deshonestos, 22 abusos sexuales en perjuicio de persona menor de edad, una tentativa de violación, tres violaciones, cinco delitos de difusión de pornografía infantil y uno de corrupción agravada.

Rodolfo Alvarado Moreno, representante legal de las presuntas víctimas, dijo que en su extensa carrera como abogado nunca había visto que una persona fuera acusada de tantos delitos, sobre todo de índole sexual.

“Creo que esto es absolutamente inédito (...) debe haber cometido muchos más, pero hay muchas personas que fueron afectadas que no quisieron denunciar”, dijo.

Alvarado explicó que el exsacerdote habría cometido esos 61 presuntos delitos en cuestión de tres o cuatro años, cuando tuvo acercamientos con las presuntas víctimas.

“Si hay una distribución de los delitos, pero de momento no podría decirle cuál de ellos fue víctima de más delitos, la cantidad es muy similar, la diferencia es que con unos tiene delitos más graves como lo son las violaciones agravadas”, añadió.

El licenciado dijo que además de solicitar que el caso sea elevado a juicio, en la audiencia preliminar, también presentó una acción civil resarcitoria por ¢600 millones, de manera que cada uno de los presuntos afectados pueda recibir ¢150 millones.

Por su parte, Rafael Rodríguez, abogado del exsacerdote, señaló que a su parecer tres de las causas por las que se le acusa a Víquez ya están prescritas, pero la jueza se basó en la ley de “Derecho al Tiempo” para elevar todas las causas a juicio.

Esta ley, firmada en el 2019, amplia el plazo de descripción de los delitos sexuales a 25 años después de que la víctima cumple la mayoría de edad,

Víquez se encuentra descontando prisión preventiva desde el pasado 7 de mayo, después de haber sido extraditado desde México, país al que escapó cuando iniciaron las investigaciones en su contra.