Sucesos

Papá de jugadora de Jicaral accidentada: “Tengo la fe puesta en que Dios va a hacer el milagro”

Fabiola Gutiérrez, de 22 años y capitana de Jicaral, se encuentra internada y sedada por completo en el hospital de Liberia

Fabiola Gutiérrez, jugadora de Jicaral que sufrió accidente de tránsito. Foto tomada de Facebook.

Asdrúbal Gutiérrez confía plenamente en que Dios hará un milagro con su hija Fabiola, de 22 años, para que vuelva a ser la misma joven que era antes del trágico accidente de tránsito que la tiene inconsciente en una cama del hospital Enrique Baltodano Briceño de Liberia.

“Tengo toda la fe puesta en Dios de que Él va a hacer un milagro para mi hija”, fueron las palabras de Gutiérrez.

Fabiola, quien es jugadora y capitana del equipo Jicaral Sercoba, de la segunda división del fútbol femenino, está internada en ese centro médico desde el pasado domingo 15 de mayo. Desde entonces los médicos la mantienen sedada debido a un golpe que sufrió en su cabeza.

El accidente que casi le cuesta la vida a la joven ocurrió en horas de la madrugada, cuando viajaba en un carro junto a tres amigos: Shenoa Bolívar, de 16 años y también jugadora de Jicaral; Kevin Contreras Ruiz, de 21, y José David Ugalde Briceño, de 24.

Choque deja dos fallecidos en Nandayure. Foto Guana Noticias.

El carro era conducido por Ugalde y, al parecer, este se quedó dormido, lo que provocó que el vehículo se saliera de la calle y chocara contra un árbol en Santa Rita de Nandayure, en Nicoya.

Producto del choque, ambos muchachos murieron en el lugar, mientras que Fabiola y Shenoa fueron llevadas al hospital. Bolívar sufrió heridas de gravedad en ambas piernas, pero fue dada de alta ese mismo domingo.

Proceso muy lento

El papá de Fabiola contó que la condición de su hija no ha cambiado mucho desde el día del accidente, pero los médicos le han dicho que debe ser paciente, pues por delante hay un proceso bastante largo.

“Este viernes hablamos con el doctor al mediodía y estaba explicándonos que le van quitando el sedante poquito a poco, no pueden hacerlo rápido porque le puede causar alguna reacción, entonces es un proceso lento.

Para ayudar a Fabiola y a su familia puede contactar a su papá, Asdrúbal Gutiérrez, al teléfono 8644-5513.

Fabiola Gutiérrez, jugadora de Jicaral que sufrió accidente de tránsito. Foto tomada de Facebook.

“Entiendo yo que eso es porque el cerebro tiene que desinflamarse, es un proceso lento, pero tengo la fe puesta en que Dios va a hacer el milagro”, detalló Gutiérrez.

Además del golpe en la cabeza, Fabiola sufrió quebraduras en ambas piernas, por lo que deberán operarla, además tiene otras lesiones en la clavícula y en la zona de la nuca.

“El doctor dijo que es posible que no haya que operarla (en la parte de la nuca), que tal vez solo se la juegue con el cuello (ortopédico).

“Vienen operaciones y todo eso, porque ella tiene una quebradura en el fémur, otra en un piecito y también en la clavícula”.

Inseparables

Asdrúbal y su esposa, Anais Anchía, no se han separado de Fabiola ni un solo momento desde el día del accidente.

Dos jóvenes perdieron la vida en accidente en Nandayure. Foto

No les ha importado tener que viajar a diario tres horas en bus desde su casa en Iguanita de Mansión, en Nicoya, hasta el hospital de Liberia, pues todo lo vale con tal de estar con su hija.

“Todos los días voy a verla junto a mi doña, vamos a mediodía y a las siete de la noche. Se nos hace cortito el tiempo porque siempre vienen bastantes compañeros a verla, entonces a todos hay que darles el ratito”, contó.

Gutiérrez dijo que las oraciones y los mensajes de apoyo que ha recibido durante estos días le han dado las fuerzas para no decaer ante esta prueba tan ruda.

“Nadie está sintiendo lo que nosotros sentimos en este momento, solo el que tiene a una persona inconsciente. Es muy duro porque es una chiquita que apenas tiene veinte años, entonces hemos estado caídos, pero ahí vamos, con la fe puesta en Dios”, dijo.

Dos jóvenes perdieron la vida en accidente en Nandayure. Foto

Primera División

El amor de Fabiola por el fútbol empezó desde que era tan solo una chiquita, así lo contó su papá, quien dijo que era normal verla corriendo detrás de una bola.

“Desde pequeñita le gustaba jugar bola. Ella siempre ha tenido el anhelo de que (el equipo femenino) de Jicaral llegara a primera división. Yo me siento muy orgulloso de ver que ya era la capitana”.

Actualmente la joven estaba trabajando en un minisúper en Pueblo Nuevo de Mansión, y su tiempo libre lo dedicaba a entrenar y jugar, aunque su papá dijo que también tiene el deseo de sacar alguna carrera.

Asdrúbal dijo que él y su familia están muy agradecidos con todas las personas que les han tendido la mano, pues no se han sentido solos en medio de esta situación tan difícil.

“Que Dios me les brinde buenas cosas a todos los que nos han ayudado con oraciones, platita y todo, de verdad que Dios los bendiga mucho”.

Adrián Galeano Calvo

Periodista

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.