Adrían Galeano Calvo.24 mayo
Dentro de la casa los agentes encontraron más de 1000 dosis de drogas. Foto MSP
Dentro de la casa los agentes encontraron más de 1000 dosis de drogas. Foto MSP

Un bicho que no se cansa de acumular antecedentes delictivos volvió a caer en manos de las autoridades, esta vez por dedicarse a vender drogas de distintos tipos.

Se trata de un hombre de apellidos Ramírez Montero, de 60 años, quien fue detenido la tarde de este jueves por un grupo de agentes de la Policía de Control de Drogas (PCD) que allanaron su casa en barrio Cañada sur en San Sebastián, San José.

Ramírez es un viejo conocido de las autoridades, pues cuenta con una larga de lista de antecedentes por: venta de drogas, introducción de drogas a centros penales, lesiones, desacato, escándalo, morosidad y tocamientos inmorales.

A estos también se suman irrespeto a la autoridad, robo agravado, robo simple, hurto, agresión con arma, estafa, homicidio y hasta por la presunta práctica de brujería, esto por mencionar algunos porque según las autoridades la lista es más larga.

Esta vez el vivazo fue capturado como sospechoso por el delito de tráfico local de drogas, pues se determinó que en apariencia usaba su casa como una bodega para almacenar y vender droga.

Además, las autoridades presumen que Ramírez trabajaba con otros bichos que eran los que se dedicaban a vender la droga en distintos puntos de la comunidad josefina.

Por medio del allanamiento los agentes de la PCD lograron decomisar 1.699 dosis de drogas, de ellas: 1.118 dosis eran de crack, 479 dosis de cocaína y 102 dosis de marihuana.

Además, le quitaron a Ramírez ¢173 mil en efectivo, que en apariencia, el bicho obtuvo gracias al negociazo que tenía montado.

Finalmente el sospechoso fue puesto a las órdenes de la Fiscalía para que se le abra una causa por este caso y se determine cuántas investigaciones en su contra siguen abiertas.