Alejandra Portuguez Morales.23 junio

Una mañana que parecía tranquila en San Rafael de Alajuela se convirtió en una pesadilla para una familia ya que unos pistoleros acabaron con la vida de Johan Antonio Quintero Zamora, de 20 años.

De acuerdo con las autoridades, Quintero estaba recostado a un muro en el parqueo de un supermercado de la zona cuando los bichos se acercaron hasta él en moto y, sin decir una palabra, le dispararon.

El ataque ocurrió este domingo a las 11 a.m. Las personas que estaban dentro del negocio salieron alarmadas al escuchar los disparos.

Quintero recibió varios balazos en la espalda y en una axila, que le provocaron la muerte en el lugar.

La gente salió del negocio muy asustada por los balazos. Foto: Suministrada por Shirley Vásquez
La gente salió del negocio muy asustada por los balazos. Foto: Suministrada por Shirley Vásquez

Los investigadores del OIJ recogieron varios casquillos de bala que fueron enviados a los laboratorios del Complejo de Ciencias Forenses en San Joaquín de Flores para analizarlos y determinar el tipo de arma que utilizaron.

Además, las autoridades revisarán las cámaras de seguridad del parqueo y de negocios aledaños para identificar a los agresores.

En la oficina de prensa judicial dijeron que, por la manera en que se dieron los hechos, presumen que se trató de un ajuste de cuentas; sin embargo, no han determinado los motivos ni los responsables del ataque.

Las autoridades de la Fuerza Pública manifestaron que Quintero era reconocido por venta de drogas, además judicialmente contaba con antecedentes por desobediencia y robo agravado.