Silvia Coto, Adrían Galeano Calvo.12 enero
Kimberly Suárez es una verdadera guerrera que sigue luchando por su vida. Foto cortesía Nohelia Suárez.
Kimberly Suárez es una verdadera guerrera que sigue luchando por su vida. Foto cortesía Nohelia Suárez.

Las oraciones y los miles de mensajes de apoyo para la oficial Kimberly Suárez Narváez, baleada en la cabeza el pasado sábado cuando atendía un incidente de violencia doméstica en Heredia, han llenado de fortaleza a toda su familia, especialmente a su mamá.

Así lo contó doña Analía Narváez, madre de la uniformada y quien compartió la buena noticia de que su guerrera, de 23 años, superó con éxito la operación a la que la sometieron el lunes por la noche.

La operaron en el Hospital México durante casi tres horas y permanece delicadita en la Unidad de Cuidados Intensivos,

“Yo le dije a Dios que le diera fuerza porque yo sabía que Él iba a estar ahí con mi chiquita. Como a la una de la mañana nos comunicaron que ya había salido del quirófano y que resistió la cirugía, para mí como madre eso es un gran avance”, dijo la señora.

Doña Analía contó que está muy agradecida con todas las personas que tienen a Kimberly en sus oraciones y pensamientos; ella cree firmemente que esos deseos le darán la fuerza necesaria a su hija para superar esta prueba.

“Ese apoyo moralmente lo ayuda mucho a uno y le da fuerzas. es un apoyo que uno siente de todo el pueblo de Costa Rica, de verdad sentimos que están con nosotros en estos momentos tan difíciles.

“Sabemos que hay un pueblo volcado hacia ella en oración y eso me fortalece como madre, entonces vamos con todo para adelante”, explicó muy llena de fe.

Procedimiento heroico

El doctor Eduardo Guevara, jefe de la Unidad de Cuidados Intensivos de Neurocirugía del hospital México, definió la operación realizada a Kimberly como un procedimiento heroico que tenía como fin disminuir la inflamación en su cerebro.

“Se llevó a la sala de operaciones en virtud de que los colegas neurocirujanos vieron su evolución médica y definieron que se podía dar un beneficio al intervenirse con un procedimiento, prácticamente heroico, que a veces utilizamos para evitar que la inflamación progrese y produzca un daño cerebral mayo”, explicó.

Guevara fue claro al decir que este procedimiento no intenta resolver el daño causado por el balazo ya que desde el punto de vista médico o quirurgico no pueden incidir en eso, más bien lo que se busca es que no haya un mayor daño cerebral.

“El procedimiento fue exitoso, pero los resultados no los podemos definir todavía, no podemos emitir un pronóstico de recuperación ni de secuelas”, explicó.

Su familia y quienes la apoyan desean lo mejor para la oficial.