Rocío Sandí.15 mayo

Oficiales de la Fuerza Pública detuvieron este viernes en Juan Viñas, en Cartago, a un hombre de apellidos Mora Granados, de 32 años, quien es sospechoso de cometer seis homicidios en Pococí.

A él le habían dictado seis meses de prisión preventiva el 20 de marzo anterior, pero debido a un error judicial lo dejaron libre, por lo que el hombre se desapareció y la policía le montó la búsqueda.

Minutos después del arresto los oficiales entregaron el sospechoso a los agentes del OIJ. Foto: MSP.
Minutos después del arresto los oficiales entregaron el sospechoso a los agentes del OIJ. Foto: MSP.

La captura se dio tras darle seguimiento durante varias horas. Ericka Madriz, directora de la Fuerza Pública de Cartago, dijo que ellos recibieron información de que el prófugo se movilizaba en un carro negro por Juan Viñas, así que empezaron a rastrearlo.

La jefa policial detalló que poco antes de las 8 de la mañana de este viernes, los uniformados dieron con el carro en el que presuntamente se movilizaba y al revisarlo confirmaron que se trataba de Mora, por lo que lo arrestaron y dieron aviso al Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

El jueves en la tarde las autoridades judiciales recibieron información de que el sujeto estaba en una casa en San Diego de La Unión, pero cuando llegaron a la vivienda, el tipo salió por la parte trasera y les disparó a los oficiales para poder escapar. En la vivienda se halló una pistola que podría estar relacionada con los crímenes que se le achacan a Mora.

En ese lugar los agentes detuvieron a una mujer que también es vecina de Pococí y que tiene una relación sentimental con Mora. Ella estaría relacionada con uno de los hecho delictivos.

Los cinco cuerpos fueron hallados dentro de esta vivienda. Foto: Reiner Montero / Archivo.
Los cinco cuerpos fueron hallados dentro de esta vivienda. Foto: Reiner Montero / Archivo.
Crímenes

Mora es sospechoso de participar en el homicidio de cinco personas que ocurrió la noche del 17 de marzo, en Llano Bonito de Roxana, así como en el asesinato de Douglas Ramírez Sánchez, de 33 años, cuyo cuerpo fue hallado el 4 de mayo pasado en Cariari.

Al parecer, el día del crimen múltiple tres hombres llegaron a un rancho y mataron a balazos a una joven de 14 años, un muchacho de 17, y a tres adultos identificados como Stward Javier Aguilar Vargas, de 31 años; José Alexánder Barrantes Barboza, de 21 (hermano de la joven de 14 años) y a Aron Isaac Marín Arguedas, de 27. Un sexto ocupante de la casa, de 18 años, resultó herido y un niño de tres años salió ileso.

Un día después de la masacre la policía detuvo a Mora en San Jorge de Roxana, a ocho kilómetros del lugar de la masacre. En el operativo arrestaron, además, a un hermano de este, también de apellidos Mora Granados, ya que, presuntamente, habría participado en el crimen múltiple. Los hermanos vivían en un apartamento alquilado que está detrás de una pulpería.

El tercer sospechoso es vecino de Cuatro Esquinas de Cariari, pero aún no ha sido detenido.

Una llamada alertó sobre el lugar en el que estaba enterrado Douglas. Foto: Reiner Montero / Archivo.
Una llamada alertó sobre el lugar en el que estaba enterrado Douglas. Foto: Reiner Montero / Archivo.

Las autoridades judiciales presumen que el móvil del ataque es una disputa por la tierra donde estaban las víctimas.

El otro hecho de sangre con el que vinculan a Mora se dio en Cariari. Al parecer, luego de que Mora fue liberado empezó una relación sentimental con una mujer que tenía novio.

Las autoridades presumen que el sábado 2 de mayo la nueva pareja se puso de acuerdo para tenderle una trampa a Douglas y matarlo. La mujer citó al hombre y este acudió, momento en el que Mora lo habría atacado a golpes y puñaladas hasta causarle la muerte. Después de matarlo lo enterraron en una finca en San Jorge de Roxana.

El cuerpo de la víctima fue hallado el 4 de mayo, cuando la familia de Ramírez recibió una llamada misteriosa en la que indicaron en qué lugar estaba el cadáver.

Douglas era nicaragüense, pero vivía en el país desde hace varios años. Él trabajaba como cuidador en una finca.