Adrían Galeano Calvo.15 agosto
Los oficiales deben caminar varios días en la montaña para llegar a los sembradíos. Foto MSP.
Los oficiales deben caminar varios días en la montaña para llegar a los sembradíos. Foto MSP.

Las montañas dejaron de ser un buen escondite para que los narcos sembraran marihuana.

Una muestro de esto es que en lo que va del año, el Ministerio de Seguridad Pública y los distintos cuerpos policiales, encabezados por la Policía de Control de Drogas (PCD) destruyeron 1,362,603 plantas de maricucha.

“Son plantas usadas para abastecer el mercado interno y nuestra intención es darle un mensaje claro y contundente a las organizaciones criminales, diciéndoles que vamos a impedir que nuestro territorio sea usado para estas actividades”, dijo Michael Soto, ministro de Seguridad.

El operativo más reciente se llevó a cabo durante esta semana, cuando un grupo de oficiales se internaron por varios días en las montañas de Talamanca, en Limón, para erradicar plantaciones de marihuana.

Los uniformados ubicaron 45 plantíos en 34 mil metros cuadrados. Solo ahí destruyeron 339,619 maticas.

Las plantaciones fueron localizadas en las zonas de Cerro Seira, Guayabal Arriba, Cerro de Hule, Bajo Bley, Alto Bley, Piedra Meza, Sipiri, Cerro Laguna y Cerro Congo.

“El acceso a estos lugares por la geografía y por el clima es realmente complejo, son días de caminar en montaña, por eso debemos usar helicópteros y armamento diferente al común, pero es una actividad que se realiza durante todo el año”, añadió Soto.

Además, los oficiales decomisaron 24,9 kilogramos de marihuana seca y un kilogramo de semillas de esa misma droga que estaba en esos mismos territorios (en ranchos improvisados).

Los oficiales fueron acompañados por un médico, quien se encargó de atender a parte de la población indígena que vive en estas zonas tan alejadas.