Rocío Sandí.21 agosto

Los agentes del OIJ llegaron este miércoles a las casas de dos menores, de 15 y 17 años, y entraron a la fuerza para detenerlos mientras ellos dormían.

Los allanamientos se llevaron a cabo en Barranca de Puntarenas.

Los agentes revisaron las casas de los sospechosos en busca de pruebas. Foto: OIJ
Los agentes revisaron las casas de los sospechosos en busca de pruebas. Foto: OIJ

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) detalló, por medio de un comunicado, que los muchachos son sospechosos de cometer dos atracos.

El primero se dio el sábado 10 de agosto en Manuel Mora, en el Roble de Puntarenas, cuando los jóvenes habrían llegado hasta donde estaba una mujer de unos 40 años y luego de amenazarla con una pistola, al parecer, le robaron el celular y otras pertenencias.

El segundo asalto ocurrió un día después en Barranca, cuando los presuntos ladrones habrían atacado a un menor de edad, a quien le quitaron el celular, una computadora portátil y unas tenis, entre otras cosas. En esa ocasión también, supuestamente, usaron una pistola para atemorizar a la víctima.

Las autoridades judiciales informaron que en ambos casos los maleantes presuntamente habrían usado bicicletas para huir.

Los investigadores que dirigieron los operativos revisaron detalladamente las casas de los sospechosos y encontraron evidencias que los relacionan con los dos asaltos, incluso encontraron artículos que los vincula con otro robo ocurrido el 14 de agosto.

La Policía no descarta que ellos hayan cometido más delitos, por lo que le pide a las víctimas que se acerquen a denunciar.

Los menores fueron llevados a las oficinas del Ministerio Público donde la Fiscalía Penal Juvenil se encargará de abrirles una causa formal por los hechos.