Rocío Sandí.14 septiembre, 2017
Marco y Angélica eran novios desde hacía nueve meses. Foto: Tomada del Facebook de Angélica.
Marco y Angélica eran novios desde hacía nueve meses. Foto: Tomada del Facebook de Angélica.

Que Angélica Campos Méndez esté viva puede ser visto como un milagro.

Ella fue víctima de un choque entre dos carros que dejó cinco personas muertas el domingo pasado en La Chanchera, en Coyolar de Orotina.

La jovencita, de 18 años, fue la única ocupante de los carros que sobrevivió. Está internada en el hospital México y los médicos la han estado preparando durante toda la semana para darle la dura noticia de que su novio, Marco Peraza (21 años), y otras cuatro personas murieron en el suceso.

“Mi hija ya está despierta, pero está como traumada por el accidente. No recuerda nada de lo que pasó, pero aún así se siente mal”, contó Ana Lucía Méndez, la mamá.

“Por recomendación de los médicos ella aún no sabe las consecuencias del choque. No sabe que murieron cinco personas, entre ellas el novio”, agregó la señora.

El carro que manejaba Marco derrapó, dio varias vueltas y chocó. Foto: Jorge Umaña / Archivo.
El carro que manejaba Marco derrapó, dio varias vueltas y chocó. Foto: Jorge Umaña / Archivo.

Angélica tiene un golpe muy fuerte en la cabeza y otro en la mandíbula. Por el momento se alimenta de líquidos y aún no puede caminar.

“La han estado preparando psicológicamente y probablemente hoy (jueves) o mañana (viernes) los especialistas le cuenten toda la verdad”, dijo la mamá de la joven.

Pregunta por el novio

Ana Lucía dice que desde este miércoles Angélica ha estado preguntando mucho por Marco, su novio desde hacía nueve meses.

“Nos dice que quiere hablar con él, pero nosotros le decimos que él también está internado y que por el momento  no puede hablar y así la vamos llevando.

“No podemos dejar que vea el celular, ni vea periódicos ni noticias en tele para que no vaya a salir algo del accidente porque podría afectarla mucho”, aseguró la madre.

Cuatro de los fallecidos fueron sepultados en San Mateo de Alajuela. foto: Jorge Umaña / Archivo.
Cuatro de los fallecidos fueron sepultados en San Mateo de Alajuela. foto: Jorge Umaña / Archivo.

La mamá de la muchacha contó que en pocos días la jovencita será llevada al Hospital del Trauma para seguir la recuperación.

La madre dijo que ellos tienen un permiso especial para cuidar a Angélica, por eso siempre está acompañada por alguno de sus papás o de sus hermanos.

Regresaban de una fiesta

El día del accidente Angélica volvía de la celebración de los 75 años del abuelo de su novio.

Angélica y Marco viajaban en un automóvil que el joven manejaba. En la parte trasera del carro iban la mamá de Marco, Norma Cristina Molina González, de 39 años, y el hijo menor de ella, de 7 años. Iba también el mejor amigo de Marco, Jason Mora Guerrero, de 22 años.

Así quedó el carro en el que iba Angélica. Foto: Albert Marín.
Así quedó el carro en el que iba Angélica. Foto: Albert Marín.

El plan era que los muchachos llevaran a Norma a una sodita que tenía y luego irían a dejar a Angélica a la casa, en Orotina. Después regresarían a la casa de Marco, en San Mateo de Alajuela.

En el otro carro involucrado en el choque viajaban Wendy Cristina Núñez Rivera, de 31 años; su mamá María Elena Rivera Umaña, de 58 años; María Eugenia Umaña Umaña, de 68 años y Gilbert Umaña Rodríguez, de 77 años, quien falleció.

Según informaron las autoridades, al parecer, el carro de Marco perdió el control, derrapó, dio varias vueltas y chocó por detrás al otro vehículo. Se informó que Marco no tenía licencia y su carro no había pasado RTV.

Cuando se dio el choque la carretera estaba mojada por la lluvia.