Adrían Galeano Calvo, Reyner Montero.16 septiembre
Los maleantes solo pudieron abrir por completo una de las bóvedas. Foto Reyner Montero.
Los maleantes solo pudieron abrir por completo una de las bóvedas. Foto Reyner Montero.

Una terrible escena fue descubierta dentro del cementerio de Campo 5 en Cariari de Pococí, Limón, ya que dos tumbas fueron profanadas y se robaron el cráneo de uno de los cuerpos.

Los hechos habrían ocurrido entre la noche del domingo y la madrugada de este lunes, ya que los encargados del camposanto se enteraron de lo sucedido hasta que abrieron los portones del lugar.

De acuerdo con la oficina de prensa del OIJ, los vándalos dañaron dos de las bóvedas; sin embargo, solo pudieron abrir una de estas por completo. En apariencia usaron un mazo para despedazar la parte frontal.

Sin cráneo

Durante la revisión, los investigadores de la delegación del OIJ de Guápiles se dieron cuenta que los desalmados sacaron por completo un ataúd, con forro de peluche, y rompieron la tapa para así poder sacar el cráneo, que en apariencia fue lo único que se robaron.

Los agentes realizaron el levantamiento de los restos y le dieron la mala noticia a los familiares, para que se encarguen de sepultar una vez más a su ser querido.

La Policía Judicial indicó que no revelerían la identidad de las personas que estaban en esas bóvedas; sin embargo, detallaron que ambas habían fallecido hace poco más de 4 años.

Esta situación ha causado mucha preocupación entre los vecinos, pues muchos andan con la peluca parada diciendo que los bichos profanaron las tumbas para realizar un acto de brujería, pero las autoridades todavía desconocen qué motivó a los desalmados.

Irrespetuosos

Para monseñor Javier Román, obispo de Limón, lo sucedido dentro del camposanto es una enorme falta de respeto para los fallecidos y sus familias, por lo que pidió a las autoridades hacer un gran esfuerzo para capturar a los responsables.

“Hay que hacer un llamado a todas las personas, de todos los pueblos, para que respetemos los cementerios, que son lugares sagrados para las familias que depositaron ahí los restos de sus seres queridos”, aseguró.