Alejandra Portuguez Morales.7 mayo
Bastón encontrado en el Chirripó. Foto: Cruz Roja
Bastón encontrado en el Chirripó. Foto: Cruz Roja

Un grupo de rescatistas encontró un bastón para montañismo que podría ser de la nutricionista Marialis Blanco Vega, quien desapareció hace tres días en el cerro Chirripó.

El hallazgo ocurrió este viernes a las 9:19 de la mañana y lo hizo una patrulla integrada por miembros de la Cruz Roja y de la Asociación de Turismo ENA.

Las caraterísticas del bastón corresponden al usado por la nutricionista, según dijeron sus familiares y se pudo comprobar en fotos de referencia.

El equipo de búsqueda estuvo rastreando con un helicóptero y también a pie dos zonas próximas al cerro Ventisqueros, cerca de donde se le vio la última vez a Marialis.

Minyar Collado, de la Cruz Roja, dijo que además rastrearon la montaña con dos perros de la Unidad Canina.

Ella fue a celebrar su cumpleaños y desapareció. Foto: Tomada del Facebook de Marialis Blanco.
Ella fue a celebrar su cumpleaños y desapareció. Foto: Tomada del Facebook de Marialis Blanco.

Miguel Valverde, subjefe de Bomberos en Pérez Zeledón, agregó que además utilizaron drones y contaron con el apoyo de arrieros y rescatistas que andan por tierra.

“Se esta peinando una zona de aproximadamente quince kilómetros”, dijo Valverde.

Marialis, de 39 años, fue vista por última vez la tarde del martes 4 de mayo cuando se adelantó por un sendero y luego la perdieron de vista.

Ella es de Grecia y muy querida por ser una persona amante de los animales, la naturaleza y de ayudar a las personas para comer de manera saludable.

De acuerdo con Dora Alicia Vega, mamá de la profesional, esta era la primera vez que Marialis visitaba el Chirripó. La ilusionaba saber que iba a cumplir años este miércoles en medio de la naturaleza del punto más alto del país.

Durante dos años había planificado el ascenso a la cumbre.

Bomberos buscan a Marialis Blanco Vega en el Chirripó. Foto: Bomberos
Bomberos buscan a Marialis Blanco Vega en el Chirripó. Foto: Bomberos

La madre confía en que su única hija es muy fuerte y sabe defenderse entre el bosque, el frío y sabe aguantar el cansancio.

Los allegados a la nutricionista piden unirse a la cadena de oración para encontrarla lo antes posible.

El último extravío en el Chirripó antes de este fue en el 2013, se trató de una enfermera del hospital México que fue rescatada con vida.