Adrían Galeano Calvo.10 julio
Señora 82 años condenada por venta de droga al menudeo. Foto cortesía Marco Feoli
Señora 82 años condenada por venta de droga al menudeo. Foto cortesía Marco Feoli

Todo empezó a cambiar para bien para una señora de 82 años condenada y ahora presa por vender drogas al menudeo en el 2009.

Marco Feoli, exministro de Justicia, conoció el caso el lunes y se empezó a mover para buscar la forma de que la señora deje la prisión.

La anciana fue llevada al centro penal Vilma Curling, mejor conocido como El Buen Pastor, para cumplir la condena de 8 años que le impusieron por el delito.

Pero el caso no es común. Además de la edad de la señora, ella debe utilizar silla de ruedas (por una operación en una rodilla) y presenta condiciones que la prisión solo agravaría.

Eso llevó al exministro a presentar un recurso de Hábeas Corpus (se pone cuando se considera que la libertad e integridad de una persona es violada o amenazada).

8 años de condena por venta de droga al menudeo

Feoli sostiene que la señora no debería estar encarcelada porque el tribunal que la juzgó había solicitado que se le diera un indulto (perdonar su delito por razones humanitarias) debido a que estaba en condiciones de vulnerabilidad.

Sin embargo, la solicitud quedó en nada y la detuvieron en su casa, en Hatillo.

El recurso que Feoli presentó el martes en contra del Tribunal de Juicio de Pavas y el Instituto Nacional de Criminología (INC) hizo que las autoridades corrieran a resolver el caso.

La buena noticia para la viejita es que, según el INC, ella volvería a su casita este viernes pues ya hicieron los estudios técnicos para primero pasarla al sistema semiinstitucional y luego presentar una nueva solicitud de indulto ante el Concejo de Gobierno (que la vería el martes de la semana que viene).

Sin necesidad
La señora ingresó a la cárcel este pasado lunes. Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal
La señora ingresó a la cárcel este pasado lunes. Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal

Según Feoli, el encarcelamiento de la señora pudo haberse evitado si el Instituto Nacional de Criminología hubiera cumplido con hacer el informe solicitado por el Consejo de Gobierno para determinar si la señora aplicaba para el indulto o no.

“Ellos (INC) lo que dijeron es que no se iban a referir al caso porque, de acuerdo a una interpretación que no sé de dónde se sacaron, solo hacen informes de personas que hayan ingresado al sistema penitenciario (que estén condenadas)”, detalló el exministro.

Para Feoli, que mandaran a la viejita a prisión es una crueldad. No le ve sentido a que una señora tan mayor y con padecimientos físicos sea encerrada con el fin de ser “reincoporada” a la sociedad.

Además no cometió más delitos desde el 2009.

Documentos no llegaron

Kennly Garza, directora del INC, dijo que el informe para sustentar el indulto no se hizo no porque ellos quisieran, sino porque hubo un problema de comunicación que, según ella, se originó en el Tribunal de Juicio de Hatillo a finales del 2018.

“El elemento que indujo a error o inhibió que la institución resolviera de forma distinta es que el juzgado responsable no remitió la documentación legal para cuando el Consejo de Gobierno envió la nota para el proceso de indulto”, detalló Garza.

Por esta situación la viejita no aparecía en la base de datos ni a la orden del INC, razón por la cual no pudieron hacer nada. Garza aseguró que desde la institución informaron al secretario del Consejo de Gobierno sobre este hecho, pero no recibieron respuesta.

“Si hubiéramos tenido toda esta documentación en febrero la resolución hubiera sido distinta, pero nos llegó hasta la mañana de este miércoles”, dijo Garza.

La directora dijo que este caso arrastraba errores desde hace 10 años y considera que, por la condición de vulnerabilidad de la señora, las autoridades judiciales debieron tomar medidas alternativas distintas a la cárcel.