Sucesos

Sospechoso de matar a Allison tenía fantasías sexuales asociadas con el maltrato, sugieren expertas

Los investigadores encontraron en el celular de Sánchez videos pornográficos relacionados con tratos violentos hacia mujeres

Dos especialistas de la Unidad de Análisis del Comportamiento Criminal del OIJ declararon durante el quinto día de juicio por el homicidio de Allison Bonilla. Foto Keyna Calderón.

Dos especialistas de la Unidad de Análisis del Comportamiento Criminal, del OIJ, sugirieron que el acusado de matar a Allison Bonilla, apellidado Sánchez Ureña y conocido como “Sukia”, tenía muchas fantasías sexuales relacionadas con el maltrato a las mujeres.

Así lo declararon la socióloga María José Rodríguez Cruz y la psicóloga forense Yesenia Murillo Picado este martes durante el juicio que se lleva contra Sánchez por el homicidio de la joven, de 19 años, ocurrido en marzo del 2020 en Ujarrás de Cartago.

La primera en declarar fue Rodríguez y ella les explicó a los jueces que el tema de las supuestas fantasías sexuales de Sukia --detenido en setiembre del 2020-- salió a la luz cuando los investigadores revisaron su teléfono celular.

“Consideramos (por lo extraído del celu) que pudo haber existido la presencia de fantasías sexuales. El imputado veía pornografía, lo cual podría generar ese tipo de comportamientos. Ver pornografía a largo plazo puede alterar la percepción de una relación sexual, en el celular de él había imágenes de tratos violentos hacia las mujeres y que hacen sugerir que los disfrutaba”, explicó la socióloga.

Además señaló que Sánchez se habría aprovechado de la inocencia de Allison para atacarla porque ella no lo consideraba alguien peligroso.

Dos especialistas de la Unidad de Análisis del Comportamiento Criminal del OIJ declararon durante el quinto día de juicio por el homicidio de Allison Bonilla. Foto Keyna Calderón.

“No necesariamente eran amigos, pero por lo menos se conocían de vista. Eso nos hace suponer que a ella no le significó ningún riesgo. Mediante engaños la convenció de llevarla porque ahí (en Ujarrás) a las personas les hacen ride”, añadió.

La sicóloga Yesenia Murillo respaldó lo dicho por Rodríguez en cuanto a las posibles fantasías sexuales de “Sukia” y lo que estas podrían haber influido en su comportamiento.

“Tenemos la hipótesis de que él, ante el rechazo de ella (Allison), para acceder a mantener un contacto mayor, tuvo una disconformidad, pudo haberse transformado en una ansiedad interna y volverse un poco más violenta. Logramos determinar que tenía una motivación sádica (personas que disfrutan causando dolor a otras)”, añadió.

Otro detalle revelado por Murillo durante su declaración fue que durante la investigación entrevistaron a una expareja de “Sukia”, cuya identidad obviamente no se dio a conocer.

“Comentó que nunca hubo agresión física, pero sí psicológica, no la dejaba relacionarse con otras personas en redes sociales, la buscaba solo para mantener relaciones sexuales y que el consumo marihuana lo relajaba. Ella estaba en una relación de violencia psicológica”, detalló la psicóloga forense,

El juicio contra el acusado continuará este miércoles con la declaración del médico forense del OIJ que participó en el caso.