Rocío Sandí.22 mayo

Los cuatro policías sospechosos de amenazar y quitarle la plata a dos hombres en Jacó fueron suspendidos de su cargos por seis meses.

La medida fue ordenada por un juez de Garabito, quien también les ordenó presentarse a firmar a la Fiscalía periódicamente y no perturbar, molestar, agredir, coaccionar, amenazar o amedrentar a las supuestas víctimas o testigos.

Los oficiales fueron detenidos el miércoles 20 de mayo. Foto: OIJ
Los oficiales fueron detenidos el miércoles 20 de mayo. Foto: OIJ

Los oficiales investigados son de apellidos Vivas, Vindas, Álvarez y Bogantes. Los cuatro fueron arrestados el miércoles 20 de mayo.

A Vivas le cayó la Policía en la delegación en la que trabajaba, mientras que los otros tres uniformados fueron citados en el Ministerio Público y al llegar quedaron detenidos.

Los delitos por los que son investigados ocurrieron el 16 de febrero y el 14 de abril entre la 1 y la 5 de la madrugada. Los supuestos afectados son dos choferes.

Los denunciantes relataron que, en ambos casos, los cuatro policías estaban en servicio y mientras recorrían las cercanías de un mirador se toparon los carros y les hicieron señas para que pararan. Luego, en apariencia, los uniformados amenazaron a los conductores con detenerlos y quitarles el vehículo, además, los llevaron a un lugar solitario en el que les habrían pedido que mostraran sus billeteras para quitarles la plata que andaban. A una de las víctimas le habrían robado ₡50 mil y a la otra ₡600 mil.

Los delitos que les achacan a los oficiales son abuso de autoridad y concusión, que es cuando un funcionario público se aprovecha de su cargo para obtener algo a cambio, ya sea que el beneficiado sea él o un tercero.