Adrían Galeano Calvo.16 septiembre

Un aparente confusión casi le cuesta la vida a una bebita de 11 meses que resultó intoxicada con veneno para garrapatas. Al parecer, la familia se confundió pensando que se trataba de medicina.

Afortunadamente la pequeñita ya está fuera de peligro y se está recuperando en el Hospital Nacional de Niños.

El caso ocurrió la tarde de este sábado en Puntarenas, cuando los papás de la menor llamaron a la Cruz Roja para pedir ayuda.

La versión que trascendió es que la pequeña está enfermita y para calmar su malestar los papás decidieron darle un poquito de acetaminofén, pero en apariencia confundieron el medicamento con el plaguicida.

Giselle Zeledón, doctora del Centro de Intoxicaciones, explicó que la bebita llegó al centro médico en una condición bastante delicada.

La menor fue llevada desde Puntarenas al Hospital Nacional de NIños. Fotografía José Cordero
La menor fue llevada desde Puntarenas al Hospital Nacional de NIños. Fotografía José Cordero

“La ingesta de un aparente garrapaticida le generó a la niña un efecto muy fuerte en su sistema nervioso central, causándole perdida de la conciencia. Los plaguicidas provocan intoxicaciones muy fuertes en los niños pequeños”

Zeledón indicó que afortunadamente el tratamiento que le dieron a la menor hizo efecto, por lo que ha estado evolucionando bien en las últimas horas, sin embargo, permanecerá internada bajo observación.

La doctora comentó que lamentablemente esta clase de casos son muy comunes y ocurren principalmente por falta de cuidado.

“Pasa por colocar productos en otros frascos, como de medicamentos o de alimentos, o a veces es porque las personas ponen productos muy tóxicos junto a los medicamentos y luego no leen el envase, lo que es un error muy grave”, finalizó la especialista.