Silvia Coto, Reiner Montero.16 mayo
Un taxi fue alcanzado por una de las balas. Foto: R. Montero
Un taxi fue alcanzado por una de las balas. Foto: R. Montero

Un taxista que fue testigo el sábado del intento de asalto a un camión remesero en que dos personas murieron y otras cuatro resultaron heridas, asegura que vivió una pesadilla y que no ha podido dejar de pensar en lo que ocurrió.

El miembro de la fuerza roja, quien nos pidió no dar su nombre, relató que estaba sentado en su taxi cuando vio a varios hombres que rodearon el camión remesero y empezaron a disparar.

“Rodearon el carro, le daban vuelta y le disparaban en las ventanas y en las llantas, a los diez segundos vi a varias personas correr para refugiarse en la delegación, eran los heridos, solo uno no logró llegar, quedó a ocho metros de la delegación”, aseguró el testigo.

El hombre asegura que la buseta en que viajaban los asaltantes venía contravía, se parqueó frente al banco, después se fue contravía por el almacén Gollo y escaparon en dirección adonde encontraron el vehículo poco después.

“Esto fue algo terrible, como estar en la guerra, el sonido de los balazos, cuando yo volví a ver esas personas estaban muertas, tenían la piel como azulada, fueron muertes inmediatas, un muchacho de camisa de roja, nosotros creímos que estaba fallecido, pero lo llevaron al hospital, había demasiada gente alrededor, y el miedo era que hubiese quedado alguno de los asaltantes y volviera a disparar”, dijo.

La gente llegó con mucho miedo este domingo a sacar dinero. Foto: R. Montero
La gente llegó con mucho miedo este domingo a sacar dinero. Foto: R. Montero

Uno de los taxis que estaban cerca fue alcanzado por una bala.

En la comunidad de Cariari de Pococí este domingo se respiraba mucho miedo.

Algunos negocios cercanos al Banco Nacional ni siquiera abrieron sus puertas, mientras que quienes llegaban a utilizar el cajero automático estaban muy asustados y no dejaban de mirar para todas partes.

Pero además de miedo, muchos de los vecinos sienten un dolor terrible por las dos familias que perdieron a sus seres queridos.