Alejandra Portuguez Morales.16 diciembre, 2020

El costarricense Alejandro Sáenz Ramírez, de 71 años, está a la espera de un juicio en los Tribunales de Nicaragua por ser sospechoso de homicidio imprudente al atropellar a una pareja y su bebé de tres meses.

De acuerdo con el Diario Hoy, de Nicaragua, a Sáenz lo llevaron este martes al Juzgado Local Penal del municipio de Potosí, de Rivas.

La tragedia ocurrió este viernes 11 de diciembre del 2020, a las 8:30 de la noche, en la comunidad Pica Pica de Potosí, sobre la carretera Panamericana Sur.

La familia iba en esta motocicleta. Foto: Cortesía Diario Hoy
La familia iba en esta motocicleta. Foto: Cortesía Diario Hoy

Sáenz manejaba un carro, y en apariencia, fue encandilado por un camión que iba en sentido contrario, y no vio una moto que tenía cerca, lamentablemente la impactó y provocó la muerte de los esposos José Adán Zeledón Varela, de 27 años, Skarleth Verónica Aguilar Fajardo, de 32, y la bebé de ambos, Yaritza Vanessa, de tres meses; los tres iban en la moto.

La primera en fallecer fue Skarleth, quien lo hizo abrazada a su bebé, una hora después José Adán, quien murió camino al hospital de Rivas, luego la pequeñita.

Las autoridades y la familia de los fallecidos, afirman que el tico no guardó la distancia y que iba a alta velocidad, por lo que golpeó por detrás a la moto, que andaba sin placas. Se desconoce si el matrimonio andaba casco, además en la moto iban tres personas, cuando solo debían ir máximo dos y jamás una bebita.

El costarricense Alejandro Sáenz Ramírez, lo llevaron al Juzgado en donde estaban los familiares de los fallecidos. Foto: Cortesía Diario Hoy
El costarricense Alejandro Sáenz Ramírez, lo llevaron al Juzgado en donde estaban los familiares de los fallecidos. Foto: Cortesía Diario Hoy

Al parecer, la pareja tenía escasos minutos de haber salido de la casa e iba en busca de un doctor que vive en la comunidad para que atendiera a la bebé, ya que tenía mucha tos.

Lidia Zeledón, hermana del papá de la niña, dijo que este inicialmente tenía pensado ir a la casa del doctor en una camioneta, pero que al ver que una de las llantas estaba estallada decidieron irse en la moto.

“Mi mamá en ese momento le recomendó que mejor fuera el sábado por la mañana, pero la bebé ya se veía cansada de tanto toser, estaban preocupados y decidieron ir para nebulizarla, minutos después ocurrió la tragedia que ha conmocionado a la comunidad”, mencionó Zeledón al Diario Hoy.

Al matrimonio y a la niña los sepultaron juntos en el cementerio de la comunidad de Potosí.

Los familiares de las víctimas llegaron al juzgado de Potosí, para estar al tanto de lo que sucedía en la audiencia preliminar y según Regino Aguilar Nicoya, ellos lo que van a demandar es que el acusado indemnice a los tres menores de edad que quedaron huérfanos, hijos de Skarleth.

“Nosotros no estamos vendiendo a nuestra hija ni a nuestra nieta, ni pidiendo que se reembolse los gastos fúnebres, pero este señor, fue el responsable de este accidente y estamos claros que por su edad no va estar mucho tiempo en la cárcel y lo que exigimos es que indemnice a los tres hijos que quedaron huérfanos, son una niña de 11 años, un niño de 8 y una chiquita de tres años”, dijo Aguilar.

La acusación la presentó el Ministerio Público ante la juez Nubia del Socorro Canda, quien después de recibir la acusación, decidió dejar en prisión preventiva al costarricense y fijó para el miércoles 23 de diciembre una audiencia en la que definirán si va a un juicio oral y público o bien tiene que dar una indemnización para la familia.

Trascendió que el tico es oriundo de Heredia y se desconocen los motivos por los que estaba en el vecino país del norte.