Silvia Coto.Hace 4 días
 Kahel Ramos estuvo ocho meses en prisión preventiva en la Reforma. Foto: Eyleen Vargas
Kahel Ramos estuvo ocho meses en prisión preventiva en la Reforma. Foto: Eyleen Vargas

La jueza Esmeralda Arguedas le habló muy claro al modelo Kahel Ramos este jueves, durante la justificación de absolutoria a su favor.

Le dijo que sea un ejemplo y que motive a otras personas cercanas a cambiar después de lo que él vivió.

Kahel la oyó con atención.

El Tribunal Penal de Alajuela dejó en libertad al exparticipante de Combate Costa Rica y de Guatemala. Lo absolvió del homicidio de José Alexánder Ortiz, de 30 años, ya que las pruebas determinaron que Ramos actuó en legítima defensa de su hermano menor, Marco.

La decisión también se basó en que –para el tribunal– muchos de los testigos del juicio no fueron del todo honestos y dejaron dudas sobre lo ocurrido el 17 de febrero en El Roble de Alajuela, cuando Kahel disparó contra Ortiz.

La jueza Esmeralda Arguedas le dijo a Kahel que debe ser ahora ejemplo para otros jóvenes para que se han conscientes de las consecuencias de algunas decisiones. Foto: Eyleen Vargas
La jueza Esmeralda Arguedas le dijo a Kahel que debe ser ahora ejemplo para otros jóvenes para que se han conscientes de las consecuencias de algunas decisiones. Foto: Eyleen Vargas

“Es difícil dictar una sentencia donde hubo la lamentable pérdida de una vida. El tribunal no quiere que con esta sentencia se piense que se puede andar con un arma en la calle y quitarle la vida a un ser humano. Analizando lo que pasó en este caso y el vídeo estamos ante una legítima defensa”, dijo la jueza Arguedas.

El tribunal reconoció que el Estado no puede cuidar a cada uno de los ciudadanos y que está incapacitado para contratar policías que anden cuidado a cada persona.

“La legítima defensa le da al ciudadano ese derecho de defenderse, como pasó en este caso en el que dos personas se vieron afectadas. El ofendido (Ortiz) por lesión que sufrió y que, se podría pensar, si hubiera sido auxiliado rápidamente tal vez se hubiera salvado”, dijo Arguedas.

El modelo fue liberado la noche del jueves. Foto: Eyleen Vargas
El modelo fue liberado la noche del jueves. Foto: Eyleen Vargas

Añadió: “el tribunal considera que después de ese día la vida de Kahel dejó de ser la misma, que ese día hubo un Kahel que murió y otro que nació en ese momento porque ningún ser humano se enfrenta a una situación como esta y sigue siendo el mismo”.

Arguedas hizo un llamado al modelo para que ayude a generar un cambio en otros jóvenes.

 Marco Ramos, hermano de Kahel no dejó de llorar después de escuchar el fallo. Foto: Eyleen Vargas
Marco Ramos, hermano de Kahel no dejó de llorar después de escuchar el fallo. Foto: Eyleen Vargas

“No solo un cambio en usted sino que a través usted muchos de los que vinieron a declarar y otros que hoy no vinieron vean en usted lo que las decisiones pueden provocar y que un ser humano puede perder su libertad, lo más valioso que tiene”, dijo.

Antes de terminar la audiencia los jueces le dijeron al modelo: “Kahel, las flechas del camino ya están marcadas, usted sabe cuáles son para hacer lo correcto”.

Para los jueces la prueba fundamental fue un video de los hechos de febrero. Ese video fue presentado en el debate y en él se observa que el primero en disparar fue Ortiz, quien hiere a Marco. Es entonces cuando Kahel va hacia su carro, saca una pistola y dispara. Ese tiro es el que alcanza a Ortiz en la arteria femoral y le provoca la muerte.

Kahel será puesto en libertad este jueves después de pasar ocho meses en prisión preventiva en el CAI Jorge Arturo Montero (La Reforma), en San Rafael de Alajuela. Debe quedar libre antes de termine el día.

Durante el juicio quedaron en evidencia una serie de irregularidades en la investigación tanto del OIJ como de la Fiscalía.

La sentencia no sorprendió, ya que en la mañana, durante sus conclusiones, la fiscala Floribeth Rodríguez solicitó la absolutoria contra el exbailarín. Aseguró que las pruebas fueron deficientes y entonces pidió la libertad por duda.

Los abogados de Kahel aseguraron (durante las conclusiones) que para ellos no hubo duda de que Ramos disparó contra Ortiz, pero no con la intención de matarlo, sino para detener el ataque que ese hombre dirigía contra su hermano Marco.

Kahel disparó hacia el suelo, pero una de esas balas le dio a Ortiz.

El abogado defensor, Christian Ulate, recordó que las deficiencias en la investigación tuvieron a Kahel varios meses preso innecesariamente ya que en todo momento estuvieron ante una legítima defensa.

Ulate aseguró que hubo mala recolección de las pruebas en la escena del hecho y otras ni siquiera fueron tomadas en cuenta.

Los familiares de Ramos se arrodillaron después de escuchar la sentencia. Foto: Eyleen Vargas
Los familiares de Ramos se arrodillaron después de escuchar la sentencia. Foto: Eyleen Vargas

Incluso detalló que la escena se decomisaron cinco casquillos y dos trozos que nunca se supo qué se hicieron.

“El carro de Kahel estaba impactado y el Ministerio Público no quería recibirlo como prueba, fue hasta que un juez lo admitió en una de las audiencias”, contó Ulate.

“Por duda, el Ministerio Público pide la absolutoria porque no se pudo acreditar el hecho. Para nosotros, los defensores, el primer disparo hizo la diferencia; Kahel escuchó ese disparo y al ver a su hermano herido reaccionó en su defensa”, dijo el abogado.

Antes de conocer la sentencia, Kahel dijo que se sentía feliz de que la fiscala solicitara la absolutoria.

“Escuchar ese balazo me hizo reaccionar, me siento arrepentido de que una de las balas lo alcanzara (a Ortiz), pero nunca tuve la intención de causarle la muerte”, dijo Ramos.

Ortiz, alias Metralleta, murió el 17 de febrero y, según se estableció en el juicio, en dos ocasiones previas ya había ofendido a Marco.

El día de los hechos, el modelo y sus compas se iban a retirar para evitar una bronca, pero el joven retó a los golpes a Ortiz.

Marco y José discutieron y el último se metió al búnker en el que vivía y disparó contra Marco, quien resultó herido en el brazo, en ese momento Kahel reaccionó y disparó.

El modelo aseguró que hasta después se dio cuenta de que Metralleta había fallecido.

El OIJ capturó a Ramos en Guanacaste en marzo y desde ese momento, Kahel aseguró que se encontraba en ese sitio para cuidarse de amenazas de muerte que había recibido.