Adrían Galeano Calvo.3 abril
El extranjero pensó que los agentes no iban a encontrar la droga en uno de los tanques de combustible. Foto MSP.
El extranjero pensó que los agentes no iban a encontrar la droga en uno de los tanques de combustible. Foto MSP.

Un trailero intentó salir del país con 35 galones de cocaína líquida que llevaba camuflados como combustible en el chunchón; sin embargo, fue sorprendido por unos policías colmilludos que no se fueron en la finta.

El hecho ocurrió la noche de este martes en el sector fronterizo de Peñas Blancas, lugar donde los uniformados mantenían un operativo para revisar los vehículos que iban hacia Nicaragua.

Los oficiales detuvieron el furgón conducido por el guatemalteco de apellidos Batres Roca, de 51 años, quien se puso pálido como una hoja luego de escuchar que iban a revisar el chunchón de arriba a abajo.

Luego de revisar todos los rincones del tráiler y el contenedor que este llevaba los agentes de la Policía de Control de Drogas (PCD) descubrieron que dentro de uno de los tanques de combustible no había gasolina si no una importante cantidad de cocaína líquida.

Luego de vaciar el tanque los antidrogas determinaron que se trataba de una carga de 35 galones de droga, los cuales fueron distribuidos en seis contenedores para así realizar el respectivo decomiso.

Además de la detención del extranjero, las autoridades también decomisaron 510 córdobas (¢9.300), 212 lempiras (¢5.200), 36 quetzales (¢2.800), 10 pesos mexicanos (¢300), 5 dólares (¢3.000) y un dispositivo de rastreo satelital tipo GPS.

De acuerdo con el Ministerio de Seguridad Pública esta no era la primera vez que Batres visitaba el país, pues registra varios movimientos migratorios desde el año 2012. El extranjero entró a Costa Rica el martes 26 de marzo.

Las autoridades indicaron que el cabezal estaba a nombre del detenido, mientras que el contenedor que llevaba le pertenece a una empresa dedicada al servicio de transporte.