Adrían Galeano Calvo, Keyna Calderón.3 julio
Fernando permanece internado en el Hospital Nacional de Niños. Foto suministrada por Keyna Calderón.
Fernando permanece internado en el Hospital Nacional de Niños. Foto suministrada por Keyna Calderón.

Un valiente niño se convirtió en el ángel de la guarda de Fernando José Araya, de 11 años, ya que no lo dudó para tirarse a un río para salvarle la vida a su amigo.

Así lo contó Blanca Montero, mamá de Fernando, quien dijo estar sumamente agradecida con ese niño, pese a que no sabe quién es.

“Solo sé que es un chiquito de once años que se tiró y lo agarró (a Fernando) de la camisa y lo hizo levantado para que él no tragara agua. Tiene que ser uno de los chiquitos del barrio con los que él sale a jugar, pero realmente no lo sé”, contó la señora, a quien le gustaría conocer al menor para agradecerle.

El accidente ocurrió la tarde del martes 30 de junio en Higuito de El Guarco, en Cartago, específicamente en calle Los Fonseca, en un puente improvisado que pasa sobre el río Cucaracha.

Montero contó que como su hijo está de vacaciones, ella le dio permiso para que saliera a jugar en su bicicleta por media hora, sin embargo, no pasaron ni tres minutos para que la tragedia se cruzara en el camino de Fernando.

El pequeño sufrió el accidente cuando daba una vuelta en bicicleta. Foto suministrada por Keyna Calderón.
El pequeño sufrió el accidente cuando daba una vuelta en bicicleta. Foto suministrada por Keyna Calderón.

Según la señora, otro de los amigos de su hijo llegó a su casa pegando gritos para decirle que Fernando se había caído al río con todo y bicicleta.

“Les pido a las autoridades que pongan atención a este puente, que lo arreglen, porque hoy fue mi hijo y mañana puede ser el de otro”, dijo Blanca Montero, mamá de Fernando.
Ángel al rescate

Debido al fuerte golpe que se dio Fernando al caer, este quedó inconsciente y con su cabeza dentro del agua, por lo que corría el riesgo de ahogarse.

Fue en ese momento que apareció el otro pequeño, quien se tiró al río, desde una altura de unos cuatro metros, y llegó hasta donde estaba su amigo malherido.

Pocos minutos después llegó la hermana mayor de Fernando, quien con todo el cuidado del mundo lo alzó para sacarlo del río. Otros vecinos también llegaron en su auxilio.

Doña Blanca contó que su hijo primero fue llevado al hospital Max Peralta de Cartago, pero debido a las heridas que sufrió, los doctores decidieron enviarlo al Hospital Nacional de Niños.

“A lo que él medio me pudo decir y lo que mi hija me contó, fue que él iba con la bicicleta bajando la calle y no le frenó, por lo que pasó derecho en medio de los dos puentes y en donde hay como un hueco”, dijo la señora.

La señora dijo que el puente no tiene barandas y es un peligro. Foto Keyna Calderón/Archivo.
La señora dijo que el puente no tiene barandas y es un peligro. Foto Keyna Calderón/Archivo.
Muy golpeado

Según Montero, producto del accidente Fernando sufrió dos serias fracturas en el cráneo y otra en la mandíbula, pero los doctores aún no han podido operarlo, pues deben esperar a que su cerebro se desinflame un poco más.

“No tiene dientes, los de arriba, se los partió a la mitad, el labio de abajo lo tiene despedazado, se le hizo un hueco de lado a lado y lo tuvieron que coser. Tiene una fractura en el brazo derecho y deben ponerle pines, también tiene lesiones en el pulmón y en los riñones”, agregó.

Además de Fernando, doña Blanca es madre de una jovencita de 15 años y un niño de 7, por lo que tiene que pulsearla para sacarlos adelante, especialmente desde la semana pasada, que la situación se le complicó pues se quedó sin trabajito.

Si usted desea darle alguna ayudita a doña Blanca puede contactarla al teléfono 6072-4794.

Montero contó que la situación es muy difícil para ella, pues ahora debe sacar la platita para estar viajando a San José a ver su hijo. Ella aseguró que cualquier ayuda que le puedan dar sería muy valiosa para su familia.

Puente es un peligro

Montero explicó que desde antes del accidente de su hijo ella sentía mucho temor con ese puente, pues era cuestión de tiempo para que algo así pasara.

El pequeño cayó de una altura de aproximadamente 4 metros.. Foto suministrada por Keyna Calderón.
El pequeño cayó de una altura de aproximadamente 4 metros.. Foto suministrada por Keyna Calderón.

La señora dijo que el río ya se llevado ese puente durante alguna crecida, pero, según ella, los dueños de unas fincas vecinas lo arreglan para tener acceso a esas propiedades.

“Fui a poner una denuncia a la Corte, pero me dijeron que eso sería una demanda civil, ya que a él nadie lo empujó. Les expliqué que eso le ocurrió en unos puentes que no están demarcados ni tienen baranda, pero dijeron que debo pagar un abogado para hacer eso y yo ahora debo enfocarme con lo poquito que tengo en mi hijo, ya que tengo que estar viajando en bus”, contó.

Montero comentó que su hermana también presentó una denuncia en la Municipalidad de El Guarco para que le den solución al tema de ese puente.