Alejandra Portuguez Morales.1 junio

El rapero José Antonio Corrales Bustos, de 23 años, quien subía videos musicales con armas AK-47, habría sido asesinado para despojarlo de esas pistolas.

Corrales, quien era oriundo de Guadalupe, Goicoechea, apareció muerto la mañana del sábado 9 de marzo del 2019 en su casa, en el caserío Las Amelias.

David Corrales, jefe de la Sección de Homicidios dijo que necesitan ayuda para dar con los responsables del asesinato de Guasón Montana, nombre artístico del muchacho.

El homicidio fue descubierto por una persona que pasó frente a la casa de Guasón Montana y lo vio sin vida, ya que la puerta estaba abierta y vio el cuerpo sobre un sillón, por lo que dio aviso a las autoridades.

A la víctima la mataron de al menos seis balazos en la cabeza y en el pecho.

José Antonio Corrales Bustos, era un cantante urbano oriundo de Guadalupe, Goicoechea esta fue una de las últimas fotos que subió en sus redes sociales. Foto: Tomada de Instagram Guason Montana
José Antonio Corrales Bustos, era un cantante urbano oriundo de Guadalupe, Goicoechea esta fue una de las últimas fotos que subió en sus redes sociales. Foto: Tomada de Instagram Guason Montana

“Trascendió que el móvil que pudo mediar en este homicidio fue el robo de dos armas de fuego tipo AK-47, droga, joyas y dinero, que la víctima tenía en su poder y que en apariencia le fueron sustraídas un día antes de que se encontrara sin vida, ya que supuestamente había tenido una fiesta en su vivienda con varios sujetos”, dijo el OIJ mediante un boletín de prensa.

David Corrales, investigador judicial, agregó que los sospechosos del asesinato del rapero son conocidos con los alias de Gordo y Chuky.

Si usted tiene información que pueda ayudar al caso, comuníquese a la línea confidencial del OIJ: 800-8000645 o al WhatsApp 8800-0645.

El homicidio fue descubierto la mañana del sábado 9 de marzo del 2019 dentro de su casa en el Caserío Las Amelias. Foto: Yeryis Salas.
El homicidio fue descubierto la mañana del sábado 9 de marzo del 2019 dentro de su casa en el Caserío Las Amelias. Foto: Yeryis Salas.