Rocío Sandí.9 octubre, 2018

Un asesino de apellido Rocha, escogió el peor día para huir hacia Nicaragua con el fin de evadir una condena de 10 años por homicidio.

El Ministerio de Seguridad Pública (MSP) informó este martes que el hombre agarró un bus que lo llevó hasta el puesto fronterizo de Tablillas y una vez ahí se bajó y trató de cruzar hacia el país del norte por entre unos matorrales.

Las huellas digitales confirmaron la identidad del prófugo

Varios oficiales de la Policía de Fronteras estaban en el lugar haciendo la reconstrucción de hechos de un caso en el que hace unas semanas arrestaron a un presunto traficante de personas, cuando vieron a Rocha en actitud sospechosa, por lo que lo detuvieron.

En un principio el nombre y la nacionalidad del sujeto no estaban claros, por lo que los policías lo sometieron a un estudio de huellas en el departamento de dactiloscopía del MSP. Así fue como se determinó que el hombre se apellida Rocha y que tiempo atrás se había declarado como apátrida (persona sin nacionalidad) ante la Dirección General de Migración y Extranjería de nuestro país.

Ya con la identidad clara, los uniformados consultaron al Organismo de Investigación Judicial (OIJ) si tenía algún proceso pendiente y eso les permitió darse cuenta de que arrastraba una orden de captura, debido a que tiene pendiente la sentencia por el delito de homicidio simple.

Esa sentencia fue dictada en los Tribunales de Alajuela. Rocha fue llevado hasta las celdas judiciales de Ciudad Quesada, en el cantón de San Carlos, para que luego fuera enviado a un centro penitenciario donde cumplirá la pena.