Silvia Coto, Alejandra Portuguez Morales, Adrían Galeano Calvo.16 septiembre
Las llamas habrían iniciado en la parte baja del precario y corrió hacia arriba de las casa. Fotografía: John Duran
Las llamas habrían iniciado en la parte baja del precario y corrió hacia arriba de las casa. Fotografía: John Duran

La falta de agua fue el principal problema que enfrentaron los bomberos en el incendio que arrasó entre treinta y cuarenta ranchos del precario El Pochote, en barrio Cuba, San José.

Las primeras llamas iniciaron a las 4:15 de la tarde de este lunes, por lo que los bomberos activaron la alerta en las cinco estaciones más cercanas; sin embargo el fuego avanzó muy rápido debido a que la mayoría de casas son de madera, latas y tienen otros materiales inflamables.

“No le puedo explicar el miedo que sentí y tampoco lo rápido que pasó todo no sé qué fue lo que provocó el incendio”, dijo Mariana Gamboa, afectada.

Los bomberos se toparon con el problema de que los hidrantes que hay en la zona no tenían la capacidad suficiente de agua para controlar las llamas que ya habían consumido varias casas.

Héctor Chaves, director de Bomberos, explicó que tuvieron que tirar tendidos de mangueras desde la Numar hasta el precario, a unos 800 metros de distancia.

Las casas son principalmente de latas y madera. Foto: Bomberos para La Teja
Las casas son principalmente de latas y madera. Foto: Bomberos para La Teja

Además, mandaron a traer camiones cisternas para apaciguar el infierno, en total llegaron 12 unidades y más de 100 bomberos.

Los vecinos trataron de ayudar con baldes de agua y mangueras, las columnas de humo se observaban desde distintas partes de San José.

Más de 100 policías tuvieron que custodiar la zona para evitar que los afectados volvieran a entrar a sus casas y también que se dieran saqueos.

Unas 250 personas pasarán la noche en el gimnasio de barrio Cuba. Foto: Rafael Pacheco
Unas 250 personas pasarán la noche en el gimnasio de barrio Cuba. Foto: Rafael Pacheco
Un infierno

El esfuerzo de años de las personas que vivían en esta comunidad quedó reducido a cenizas en cuestión de minutos, muchos solo quedaron con lo que llevaban puesto.

Doña Lisseth Flores, una de las afectadas, contó que escuchó un estruendo que la hizo salir de su casa soplada, lo que terminó por salvarle la vida.

La columna de humo se ve desde lejos. Foto: Cortesía
La columna de humo se ve desde lejos. Foto: Cortesía

“Yo estaba con mi familia cuando escuché algo muy fuerte y en ese momento me asomé y vi el fuego y los gritos de desesperación, entonces salí antes de que ocurriera una tragedia esto es terrible”, dijo la mujer.

Mariana Gamboa, quien tiene un año de vivir en el precario, dijo que sintió mucha angustia, pues el incendio se dio cuando ella se encontraba junto a su pequeña hija.

“Fue un infierno, yo no podía ni respirar, no sé cómo logré salir con mi hija, íbamos caminando y no lográbamos ver nada , no sabíamos hacia donde íbamos, tratábamos de alejarnos de los gritos tan pavorosos”, dijo Gamboa.

Manos vacías

Un señor, que solo se identificó como Jorge, dijo que esta situación ya se veía venir por la condiciones en las que vivían. Para él fue durísimo ver que ya no quedaba nada de su humilde casita.

Cuatro bomberos resultaron heridos de forma leve durante el incendio. Foto: Rafael Pacheco
Cuatro bomberos resultaron heridos de forma leve durante el incendio. Foto: Rafael Pacheco

“No sabemos cómo está adentro, ni qué quedó, pero estamos vivos. Yo andaba trabajando, me avisaron y cuando logré llegar no pude entrar, me dijeron que no quedó nada. Yo pienso que fue algo eléctrico, uno vive con el miedo siempre y ahora no sé qué voy a hacer”, dijo el hombre.

Doña Anielka Díaz estaba trabajando en un comedor de una iglesia cuando su tío la llamó para decirle que en la tele dijeron que las casitas de El Pochote se quemaban.

“Mi casa ardió por completo, estaba mi hermano y tres personas más, ellos solo vieron que el fuego venía hacia ellos y apenas les dio tiempo de salir, perdimos todo”, dijo la afectada que vive con seis personas.

Ella no ha podido ver a su esposo, pues él seguía en la zona afectada porque varias tablas con clavos impiden la pasada.

Algunos afectados lograron rescatar varias de sus cositas y sus mascotas. Foto: Rafael Pacheco
Algunos afectados lograron rescatar varias de sus cositas y sus mascotas. Foto: Rafael Pacheco
Pérdidas materiales

Al ser las 5:12 de la tarde, el director del Cuerpo de Bomberos, Héctor Chaves, confirmó que dichosamente no hubo víctimas mortales, solo tuvieron que atender a una persona afectada por el humo, pero permanecía estable.

Los que llevaron la peor parte fueron ocho bomberos, quienes durante las labores resultaron heridos y tuvieron que ser llevados a un centro médico, afortunadamente ninguno con heridas era de gravedad.

A los bomberos les tomó más de una hora controlar el incendio, pues hasta las 5:30 p.m. frenaron por completo el avance de las llamas.

Las imágenes del incendio son impresionantes. John Durán
Las imágenes del incendio son impresionantes. John Durán

“No tenemos la causa del fuego, pero empezó en la parte baja y luego subió. El incendio está controlado, lo complicado es que ocurrió en el típico precario, con muchas alamedas informales y callejones internos que hacen difícil la movilización”, detalló Chaves.

Albergados

Las autoridades no han realizado el conteo final de las familias afectadas; sin embargo, preliminarmente el Comité Municipal de Emergencias de San José menciona que se trataría de 40 familias.

La Policía Municipal y la Fuerza Pública montaron un operativo de seguridad para evitar que personas se acerquen a la zona afectada, pues hay estructuras que quedaron debilitadas y podrían venirse abajo.

Los momentos de mayor de angustia se vivieron cuando varias personas corrían de un lugar a otro buscando a sus seres queridos, pues temían que estuvieran atrapados dentro de las casitas, afortunadamente los Bomberos confirmó que no se reportaron personas desaparecidas.

Ante la tragedia, las autoridades decidieron habilitar un albergue en el gimnasio de barrio Cuba, donde los afectados pasarán la noche de este lunes y donde probablemente deberán quedarse por varios días hasta que encuentren a donde irse.

El padre Sergio Valverde, de las Obras del Espíritu Santo, aseguró que están enviando a algunas familias a los salones de su iglesia y al comedor de barrio Cuba.

Durante la noche varias personas se acercaron a la comunidad para llevar todo tipo de ayuda a los afectados, pero la necesidad aún es muy grande.

Si usted quiere colaborar puede llevar ropa o comida al gimnasio Municipal de Barrio Cuba, ubicado a la par de la escuela Omar Dengo.

Este peludito se salvó de morir quemado. Foto: Silvia Coto.
Este peludito se salvó de morir quemado. Foto: Silvia Coto.

Bomberos luchan para apagar incendio en el precario El Pochote en Barrio Cuba

Posted by La Teja on Monday, September 16, 2019

Posted by Benemérito Cuerpo de Bomberos de Costa Rica on Monday, September 16, 2019