Rocío Sandí.9 diciembre, 2019
La tortuga nadaba cansada por arrastrar el peso del estañón. Foto: MSP.
La tortuga nadaba cansada por arrastrar el peso del estañón. Foto: MSP.

Los Guardacostas salvaron a una tortuga de morir lenta y dolorosamente luego de que se enredara el mecate de un estañón en una aleta.

El hecho se dio este domingo en Salsipuedes, en la península de Osa. Varios oficiales hacían un recorrido de rutina por las aguas del Pacífico cuando el capitán vio que a la par de la lacha pasó la tortuga amarrada al estañón.

Minor Mendoza, uno de los oficiales que estaba en la embarcación, contó que el capitán decidió dar la vuelta para regresar al lugar donde observaron el animal para ver qué podían hacer por él.

20 minutos tardó el rescate de la tortuga

Los Guardacostas lograron liberar la tortuga y ella se fue nadando muy agradecida

“Cuando estábamos cerca un compañero y yo nos tiramos al agua y vimos que el mecate de un vivero de peces (recipiente en el que los pescadores guardan carnada viva) estaba completamente enrollado en la aleta derecha.

“Mientras mi compañero la sostenía yo cortaba el mecate con una cuchilla, tardamos como unos veinte minutos pero logramos quitárselo. Cuando la liberamos vimos que podía nadar bien, entonces la dejamos ir”, relató el uniformado.

La fuerte brisa que corría y lo picado del mar atrasaron un poco las acciones de los oficiales que tenía que ingeniárselas para flotar y maniobrar con la tortuga. Por fortuna la afectada se comportó tranquila y no atacó a los oficiales.

Minor Mendoza, oficial: “El cuidar los recursos naturales también es parte de nuestra labor como Guardacostas”
Al final el animal se fue nadando en paz. Foto: MSP.
Al final el animal se fue nadando en paz. Foto: MSP.

“En estos casos los animales como que entienden que uno los está ayudando porque ella se quedó quedita esperando a que nosotros le quitáramos lo que tanto le incomodaba; se veía cansada, quién sabe cuánto había nadado ya con ese peso amarrado a la aleta”, agregó.

“Muchas veces la gente piensa que la función de nosotros se limita a proteger a las personas, pero no, también velamos por los recursos naturales. Este tipo de rescates son bastante comunes, hace poco rescatamos a una tortuga carey que estaba enredada en un saco, eso fue menos complicado porque no tuvimos que tirarnos de la lancha, desde la orilla pudimos liberarla”, recordó el oficial que trabaja en el Ministerio de Seguridad desde hace año y medio.

Mendoza dice que es probable que en este caso la tortuga llegara hasta el estañón en busca de comida y se quedara atrapada.

Los policías se sintieron satisfechos de saber que salvaron una vida. Foto: MSP.
Los policías se sintieron satisfechos de saber que salvaron una vida. Foto: MSP.
Gran labor

La bióloga Encar García, fundadora de Jaguar Rescue Center, tiene mucha experiencia en el rescate de este tipo de animales y asegura que los oficiales hicieron una gran labor.

“Si la tortuga no hubiera sido rescatada por los oficiales hubiera sufrido mucho daño, ellas necesitan hundirse para buscar las algas para comer, para esconderse de los depredadores, entre otras cosas y el estar amarrada al estañón no le permitía hundirse, además, de seguro le generaba muchísimo cansancio”, expresó la especialista.

“Estos animales aguantan mucho porque lo que la muerte hubiera sido lenta y atroz. Por fortuna el mecate no causó cortes en la aleta que comprometieran el miembro y pudo irse nadando”, añadió.

Las autoridades hacen un llamado a los pescadores a ser cuidadosos ya que el dejar olvidados objetos o el lanzarlos al mar genera un gran riesgo para todos los animales que viven en el agua y además contaminan el océano.

Guardacostas siempre vela por el bienestar de las tortugas, incluso los oficiales de Jacó tienen un vivero de huevos. Luego de que las tortugas ponen los huevos en la arena los oficiales y voluntarios los recogen y los llevan a un terreno protegido y cuando los animalitos nacen los liberan.
El viento y la marea complicaron un poco el rescate. Foto: MSP.
El viento y la marea complicaron un poco el rescate. Foto: MSP.