Alejandra Portuguez Morales.13 agosto

Un video grabado desde el módulo D de la cárcel La Reforma, en Alajuela, deja en evidencia a reos estafando a pesar de estar presos.

“La oficina” estaba armada por al menos cinco hombres, todos con celulares, audífonos y listas de números de teléfonos, además, uno de ellos señala una aplicación que usan para ocultar el número de teléfono.

Los tipos son de apellidos Cordero, Garita, Tencio, Segura y Madrigal.

“Chapulincito ahí robando”, dice uno de los sujetos que grabó, otro de los presos aparece sentado sobre un mueble, fumando, y usando el celular y la aplicación.

“Haciendo la platica del día de hoy”, agrega de manera descarada el sujeto que graba.

Mientras que al fondo se escucha a uno de los tipos jugando de educado, haciéndole creer a la otra persona del teléfono que está hablando con un hombre serio.

Los cinco hombres que salen en el video son de apellidos Cordero, Garita, Tencio, Segura y Madrigal. Foto: Captura de video
Los cinco hombres que salen en el video son de apellidos Cordero, Garita, Tencio, Segura y Madrigal. Foto: Captura de video

Ese ámbito es el de mediana cerrada y están reos que han cometido diferentes delitos.

En la imagen se ve a los presos con celulares bien chuzos de marcas como Samsung, no crea usted que tienen aparatos con las pantallas quebradas o rayados.

Incluso, uno de los detenidos sale arreglando un cargador.

Pablo Bertozzi, director de la Policía Penintenciaria, afirmó que este video fue grabado hace unos meses.

“El día que lo grabaron no lo sé, ese video debe tener más de cuatro meses, porque ahí salen unos muchachos que desde hace cuatro meses no están juntos, por lo que significa que eso podría tener la grabación”, mencionó Bertozzi.

Agregó que están ampliando acciones con resultados positivos.

“Desde decomisos de teléfonos, la gente ha estado muy insistente metiendo celulares en sillas de ruedas, estómagos de falsas embarazadas, y nalgas simuladas”, dijo el director penintenciario.

“La finalidad del bloqueo celular es dar una solución a un problema que estamos consientes que genera grandes consecuencias a nivel de seguridad”, Pablo Bertozzi, Director de la Policía Penitenciaria.

Asegura que muchos reos mienten diciendo que son maltratados para afectar la operación policial.

Bertozzi mencionó que a partir del 12 de julio inició el plazo de ley (nueve meses) para que las empresas de telefonía en el país bloqueen la señal de celular en los centros penales.

“Hoy (martes) estoy en Liberia y le puedo asegurar que hay operadores de servicios telefónicos analizando cuál es la tecnología que deben utilizar para el bloqueo de celular”, dijo el funcionario.

Concluyó diciendo que cuando entre a regir el bloqueo celular en definitiva se resolverá el problema de estafas que se realizan desde de las cárceles.

Video deja en evidencia a reos estafando desde la Reforma. Foto: Captura de video
Video deja en evidencia a reos estafando desde la Reforma. Foto: Captura de video

“Esto es un problema que nos agobia a todos, estos grupos criminales no tienen interés por hacer algo decente por sus vidas.

"Nosotros tenemos información sobre toda esta gente que comete delitos y por eso seguimos haciendo acciones en conjunto con otras autoridades, no estamos de brazos cruzados, pero aquí tenemos que inhibir las posibilidades de que ellos puedan accesar a la señal celular para llamar”, expresó el funcionario.

Afirmó que solo podrán llamar de los teléfonos públicos de las cárceles, pero estos avisan cuando la llamada sale de una cárcel.

Bertozzi sostuvo que a los presos que salen en el video se les investigará y además podrían enfrentar problemas para la obtención de futuros beneficios.

Bloqueo de señal será en abril 2020

Las operadoras telefónicas tendrán hasta abril del 2020 tiempo para bloquear la señal de celulares en los centros penales, así quedó definido en la nueva ley.

Durante el año pasado la Policía Penitenciaria decomisó 2.946 celulares, mientras que a la primera mitad de este año llevaban 1.191 aparatos.

En el OIJ afirmaron que durante el 2018 recibieron 1.474 denuncias por estafas desde las cárceles, mientras que lo que llevamos en este año han recibido 1.511. Los investigadores estiman que las pérdidas para los afectados han sido millonarias, por lo que reiteran no confiarse a dar información personal por teléfono.

En la creación de la nueva legislación participaron los ministerios de Justicia, de Ciencias y Tecnología, Seguridad, así como representantes de las operadoras y la Superintendencia de Telecomunicaciones.