GDA .4 septiembre, 2019
La modelo que habrían usado para la campaña en redes sociales sería igualita a la cantante. AP
La modelo que habrían usado para la campaña en redes sociales sería igualita a la cantante. AP

No cabe duda que cuando se pertenece a la farándula más reconocida a nivel mundial, es sencillo estar expuesto a ciertos abusos que buscan aprovecharse de la fama.

Tal es el caso de Ariana Grande, quien demandó a la empresa de ropa y moda Forever 21 por 10 millones de dólares, por presuntamente aprovecharse de su nombre, influencia e imagen para vender sus productos.

Según el sitio de noticias Hollywood Reporter, la superestrella del pop demandó a la compañía luego de que esta contratara a una modelo muy similar a ella para una campaña en redes sociales.

De acuerdo con la queja presentada en la corte de California, la empresa Forever 21 contactó a los representantes de la cantante para llegar a un acuerdo de aprobación.

Según reporta el sitio, el acuerdo buscaba pagarle a Grande el uso de su nombre e imagen para vender productos, sin embargo, las cantidades ofrecidas “fueron insuficientes para un artista de su talla”.

La polémica campaña fue lanzada a principios de enero y febrero de este año, misma que “aprovechó el éxito simultáneo del álbum Thank U, Next”, ya que se utilizaron maquillajes e incluso caracterizaciones similares a las que había presentado en videos de dicho álbum.

Se publicaron al menos 30 imágenes y videos no autorizados que se apropiaron del nombre, imagen y música de Ariana para crear una falsa percepción de su respaldo.

Además, la marca de ropa habría utilizó a una modelo similar cuyas características físicas y de estilo empatan con la cantante. La modelo lució un peinado y un accesorio del cabello idéntico al de la cantante usó el video 7 Rings y se presentó vestida con una blusa usada por ella en numerosas fotografías.